Como te comentábamos en anteriores artículos “¿Qué es un detector de humo?”, los detectores son dispositivos que se instalan en nuestros hogares o en las mediaciones de los edificios, capacitados de detectar humo causado por un incendio. Hoy te aconsejamos donde puedes instalar estos mecanismos de protección contra incendios.

No nos cansamos de contarte todos los beneficios que conlleva, a nivel de seguridad, instalar estos detectores de humo y las grandes ventajas que presentan a un coste muy bajo.

A la hora de instalarlos, en general podemos decir que es un operación sencilla,  a no ser que nuestro techo sea muy alto y la dificultad venga dada por la altura.

Como toda instalación, requiere planificar su colocación, ya que su correcto funcionamiento dependerá de ello. El estándar BS 5839: Pt.6: 2004 recomienda instalar detectores ópticos en los espacios de circulación de las viviendas, como pasillos y rellanos. Además es importante que conozcas estos puntos claves:

  • Colócalo en el lugar más alto de la habitación, y preferentemente, en el medio.
  • Deben colocarse sobre el techo, no sobre la pared.
  • Instalar a una distancia mínima de 50 cm de otros objetos.
  • No deben colocarse cerca de aberturas para ventilación.
  • No deben ponerlos cerca de aparatos que quemen o produzcan humos creando falsas alarmas.
  • En edificios o pisos con varias plantas, instala un detector en el lugar donde las escaleras comunican al piso siguiente.
  • Recuerde siempre comprobar que los detectores de humo cumplen con la normativa.

¿Donde colocar los detectores de humo dentro del hogar?

Es importante instalar un detector por cada dormitorio o cerca. Podemos encontrarnos en las habitaciones durmiendo, viendo la televisión o escuchando música… con la puerta cerrada, ajenos totalmente a lo que ocurre en el exterior. De esta manera en el caso de producirse un incendio las personas que se encuentren en los dormitorios podrán escuchar la alarma.

Según los estudios realizados hay puntos dentro de la casa que son más propensos a sufrir un incendio: sala de estar, cocina y comedor y en ese orden son los sitios donde son factibles, por lo que es muy recomendable colocar en cada uno de ellos un dispositivo.

También encontramos factores a tener en cuenta, como si sus habitantes fuman y donde lo hacen, donde encontramos aparatos eléctricos como mantas o calefactores.

Ante un incendio hay grupo vulnerable de personas que debemos proteger, enfermos, personas con movilidad reducida, personas mayores o niños pequeños.

Instalar un detector en sus dormitorios advierte a los demás ocupantes de la casa del incendio y ayuda a evacuar a dichas personas más frágiles.

En Lasser contamos con un amplio equipo de profesionales homologados en protección contra incendios dispuestos a asesorarte y ayudarte en todo lo referente a proteger a los tuyos y tu hogar.

Por ello, solicitamos información sin compromiso GRATIS al 900 321 111 o a través del siguiente formulario.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.