,

La importancia de mejorar la protección contra incendios en comunidades de vecinos en 2024

importancia-pci-comunidad-vecinos-2024-blog

El triste incendio del edificio de viviendas en Valencia del pasado día 22 de febrero ha vuelto a poner de manifiesto la importancia de contar con sistemas de protección contra incendios eficientes y actualizados. En este artículo, exploraremos la importancia de mejorar la protección contra incendios en comunidades de vecinos en 2024 , conocer lo que indica la normativa y qué sistemas de seguridad marcan la diferencia en estas situaciones críticas.

La protección contra incendio en las comunidades de vecinos se ha convertido en una prioridad indiscutible, más si cabe dada la dimensión de las pérdidas personales y materiales que se dan en este tipo de tragedias, por desgracia de actualidad. Uno de los riesgos más significativos que pueden afectar a la integridad de estas comunidades es un incendio.

El reciente incidente del Campanar de Valencia, destaca la necesidad imperante de contar con sistemas de protección contra incendios sólidos y bien estructurados. Las comunidades de vecinos enfrentan riesgos particulares que requieren enfoques específicos en materia de protección contra incendio.

¿Cuál es nuestra recomendación para proteger las comunidades?

La implementación de sistemas modernos de protección contra incendios no solo es una obligación legal para un gran parque de viviendas, sino que también representa una responsabilidad moral hacia la seguridad y bienestar de los residentes para muchas otras no obligadas.

Para ello, es esencial abordar aspectos clave como:

  • Sistemas de extinción manual, mejorando los mínimos legales.
  • Instalación de alarmas de incendio, de gran utilidad y mucho más accesibles que años atrás.
  • Conocer las vías y salidas de emergencia, algo lógico pero que no siempre se cumple.
  • Respetar la sectorización (si existe) y mantener cerradas las puertas RF.
  • Formación básica y periódica en emergencias y evacuación. ¿Sabemos lo que hay que hacer en una situación así?

El incendio de Valencia subraya la urgencia de reevaluar y mejorar las medidas de seguridad contra incendios en las comunidades de vecinos. No podemos subestimar la velocidad con la que un incendio puede propagarse y el impacto devastador que puede tener en la vida de las personas. La prevención y la preparación son elementos fundamentales para mitigar estos riesgos y minimizar las consecuencias.

Como expertos homologados en esta materia, recomendamos implementar estas 3 medidas:

  1. La inversión en equipos de protección contra incendio accesibles, tanto los obligatorios como aquellos opcionales pero que permiten elevar el umbral de seguridad. Aquí hablamos de extintores para aquellos que no cuenten con ellos y de sistemas de detección y alarma para evacuar de manera efectiva y ordenada.
  2. La capacitación de los residentes, con charlas e información sobre cómo actuar y usar los sistemas a su disposición en zonas comunes.
  3. La realización de simulacros periódicos, para que los residentes conozcan su edificio, las salidas disponibles y qué hacer en cada momento.

 

extintores-polvo-abc-madrid-empresa-incendio-comunidades

 

Normativa de PCI en comunidades de vecinos

La seguridad contra incendios en comunidades de vecinos en España se encuentra regulada por normativas específicas que buscan garantizar la protección de los residentes y de las infraestructuras. Estas normativas establecen requisitos y medidas obligatorias que las comunidades deben adoptar para prevenir, controlar y mitigar el riesgo de incendios.

Los edificios construidos antes de 1996 no tienen obligación de cumplir la legislación posterior, algo que a día de hoy nos parece un verdadero riesgo.

El primer Reglamento de instalaciones de protección contra incendios (BOE 14/12/93) se aprobó en 1993, y desde entonces  ya deben cumplir con ese reglamento, el primero de la serie.

En 1996 se aprueba la Norma Básica de Edificación (NBE-CPI 96) y la instalación es obligatoria en aquellos inmuebles que hayan sido edificados o rehabilitados a partir del año 1996. Esta norma marca el límite temporal entre inmuebles que deben contar con medidas contra incendios de forma obligatoria y los que no.

En 2010 se aprobó una actualización del CTE que derogó la norma vigente hasta ese momento.

En 2017 se renovó el siguiente reglamento RIPCI (2017), que derogó la legislación anterior. Durante estos últimos años, el RIPCI se ha ampliado para dar lugar a la versión última hasta el momento del 2022, con la Guía Técnica de Aplicación del RIPCI.

En España, la normativas que regulan los sistemas de protección contra incendios son estos documentos:

Código Técnico de la Edificación (CTE)

El código establece requisitos clave para la prevención y protección contra incendios en la construcción de edificios. Incluye aspectos que deben seguirse en el proceso de construcción de los edificios, tales como la resistencia al fuego de los materiales, la compartimentación adecuada de espacios, los sistemas de detección y extinción de incendios, así como las rutas de evacuación.

Cumplir con el CTE es fundamental para garantizar la seguridad de los ocupantes y la construcción de edificios seguros. Sin embargo, los estándares van mejorando cada cierto tiempo y los procedimientos y materiales permitidos en una versión pueden ser prohibidos en posteriores versiones por demostrarse poco seguros.

Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI)

El RIPCI establece los requisitos y medidas para la correcta instalación y mantenimiento de sistemas y equipos de protección contra incendios. Estas regulaciones abarcan aspectos como los sistemas de detección, extinción, evacuación y señalización.

Cumplir con el RIPCI es esencial para garantizar la eficacia de las instalaciones de protección contra incendios, contribuyendo así a la prevención y control de incendios en diversos entornos, como edificios, industrias, comercios y espacios públicos. En los últimos años ha sufrido diversas mejoras (la última versión es de 2022) que lo hacen cada vez más exigente con las instalaciones para aumentar la seguridad.

 

Te puede interesar: Cómo afecta el nuevo reglamento de incendios (RIPCI) a las comunidades de vecinos

Normas autonómicas y ordenanzas municipales de incendio

Diversas Comunidades Autónomas han realizado sus propios desarrollos normativos que rigen en su territorio complementando la norma nacional, generalmente haciéndola más exigente en relación a requisitos y medidas contra incendio.

Otros organismos con potestad normativa son los municipios. La Ordenanza de Prevención de Incendios del Ayuntamiento de Madrid (OPI), establece las condiciones de seguridad contra el incendio ordinario en la edificación y actividades, con el fin de reducir las posibilidades de su iniciación, tratar de evitar la pérdida de vidas humanas, de reducir las pérdidas materiales y de facilitar las operaciones de extinción y que deben cumplir todas las edificaciones desde que entró en vigor en 1993 (caso del municipio de Madrid).

 

 

¿Qué sistemas contra incendios pueden ser utilizados en comunidades?

En España, las comunidades de vecinos están obligadas a implementar ciertos sistemas contra incendios para garantizar la seguridad de los residentes y proteger las propiedades en función de las normas que estaban vigentes en el momento de su construcción y, solo en caso de reforma sustancial, deben adaptarse a los estándares mínimos que marca la legislación actual.

A continuación, haremos un resumen de los equipos más presentes en los edificios de viviendas y que constituyen elementos de protección activa y pasiva en caso de incendio:

  • Extintores: Los extintores son esenciales para combatir incendios en sus etapas iniciales y, por ello, es el elemento básico de protección. Deben estar ubicados estratégicamente en áreas comunes, como pasillos, garajes y trasteros.
  • Bocas de Incendio Equipadas (BIE): Las BIE son mangueras activas que sirven para atacar el incendio. Deben estar conectadas a una red de agua y ubicarse en lugares accesibles.
  • Sistemas de Detección de Incendios: Estos sistemas incluyen detectores de humo, detectores de calor y todo tipo de sensores. Deben instalarse en áreas comunes. Las alarmas (sirenas) deben ser audibles en todo el edificio. Son un elemento que va a ganar protagonismo en el futuro por su gran utilidad y cuentan con nuestra recomendación como medida extra a implementar.
  • Señalización de Evacuación: Las rutas de evacuación deben estar claramente señalizadas con letreros bien visibles y luminiscentes en la oscuridad. Esto ayuda a los ocupantes a encontrar las salidas de emergencia en caso de incendio.
  • Puertas Cortafuego: Las puertas cortafuego son resistentes al fuego y evitan que las llamas y el humo se propaguen. Deben instalarse en las escaleras, pasillos y otras áreas de escape, sectorizando las diferentes estancias de los edificios.
  • Iluminación de Emergencia: Las luces de emergencia deben iluminar las rutas de evacuación en caso de un corte de energía. Esto garantiza que los ocupantes puedan salir de manera segura, guiándoles en la oscuridad.
  • Mantenimiento Regular: Es importante (y obligatorio) realizar inspecciones y mantenimientos periódicos de todos los sistemas contra incendios para asegurarse de que estén en buen estado de funcionamiento.

Te puede interesar: ¿En qué edificios es obligatorio instalar BIEs?

 

¿Cumple tu comunidad con la normativa contra incendios?

Si cuentas con un mantenedor de incendio homologado como Lasser, lo normal será que cumplas con la normativa de incendio adaptada a tu edificio y/o actividad.

Nuestra división de Protección Contra Incendio cuenta con expertos homologados de gran experiencia y formados de acuerdo a la actual normativa del sector, que cuenta con las homologaciones necesarias para realizar todos nuestros trabajos: Como Mantenedor Incendio (MPCI) 200.092 y como Instalador Incendio (IPCI) 200.092. La colaboración con empresas de mantenimiento certificadas es un aspecto crucial para asegurarse que el edificio cumple con todas las normativas vigentes.

 

La importancia de mejorar la protección contra incendios en comunidades de vecinos en 2024

Como propietarios, tenemos la responsabilidad última

En la práctica, esto significa que nuestra comunidad de vecinos debería tener implementadas las medidas detalladas en el Reglamento de Instalaciones de Protección Contra Incendios (RIPCI), una norma de la que puedes leer más en nuestra web a través de este artículo y de nuestra página sobre Legalización de Instalaciones de PCI.

Este reglamento es de aplicación tanto a empresas de mantenimiento como a los propietarios (comunidades de vecinos), y proporciona las pautas específicas para asegurar la adecuada protección contra incendios en diversos tipos de edificaciones. Son los propietarios los que deben poner en marcha las medidas y acciones para cumplir con la normativa y son los responsables en última instancia a nivel legal.

En resumen, ¿en qué se traduce?

  • Todas las comunidades de vecinos están obligadas a contar con los equipos e instalaciones de protección contra estos siniestros en conformidad con las normas que le son vigentes.
  • Que si realizamos una modificación sustancial en las instalaciones del edificio, debemos cumplir con los estándares vigentes actualmente.
  • Las revisiones y mantenimientos de estas instalaciones deben estar realizadas por una empresa homologada por el Ministerio de Industria.
  • Deben utilizarse materiales y equipos correctamente homologados para asegurar y certificar el buen servicio.
  • A las inspecciones periódicas propias del mantenimiento, hay que sumarle otra que se realizará cada 10 años, y será la Organismo de Control Autorizado (OCA) quien se ocupe de ella y determine si la instalación es legal. En caso de no conformidad, puede acarrear sanciones o cierres de actividad y en todo caso deberá corregir las deficiencias.

 

 

¿Reforma sustancial en el edificio? La normativa aplicable cambia

Cuando se realiza una reforma sustancial en un edificio, es posible que se vean afectadas las condiciones de seguridad contra incendios y, con total probabilidad, se daban realizar adaptaciones para cumplir con la normativa vigente.

La necesidad de ajustar o mejorar los sistemas de protección contra incendios dependerá de la magnitud de la reforma, así como de las normativas específicas en vigor en el momento de la intervención.

Si una reforma implica cambios estructurales, redistribución de espacios, o afecta a elementos relacionados recogidos en normativa contra incendios o áreas afines por riesgo como electricidad, es seguro que deberán realizarse ajustes para cumplir con las normativas actuales.

Algunos aspectos a considerar durante una reforma que podrían impactar en la normativa contra incendios incluyen:

  • Detección y Extinción de Incendios. Es posible que se requiera la instalación o actualización de sistemas de detección de incendios, así como la implementación de sistemas de extinción automática o manual.
  • Evacuación. Cambios en la distribución de espacios pueden afectar las rutas de evacuación, lo que podría requerir ajustes.
  • Materiales de Construcción. La elección de nuevos materiales durante la reforma puede influir en la resistencia al fuego y, por lo tanto, en los requisitos de seguridad.

Cabe recalcar que es muy importante consultar con profesionales especializados en seguridad contra incendios y con los organismos locales competentes para asegurarse de que la reforma cumple con la normativa vigente.

Los cambios en la normativa podrían haber ocurrido desde la última actualización del edificio, y la reforma brinda la oportunidad de mejorar la seguridad y cumplir con las actualizaciones más recientes.

 

La importancia de mejorar la protección contra incendios en comunidades de vecinos en 2024-4

La altura del edificio, otro criterio a tener en cuenta

En España, la normativa de protección contra incendios varía según la altura de los edificios y está regulada principalmente por el Código Técnico de la Edificación (CTE).

El CTE establece requisitos específicos en cuanto a seguridad y protección contra incendios para diferentes tipologías de edificios clasificándolos en función de su altura:

  • Edificios de Hasta 28 metros. Para edificios con una altura inferior a 28 metros, el CTE establece medidas básicas de protección contra incendios, como la obligatoriedad de contar con sistemas de detección de incendios, extintores y salidas de evacuación.
  • Edificios entre 28 y 55 metros. Se requieren medidas adicionales, como sistemas de control de humos, compartimentación de espacios y la implementación de sistemas de extinción automáticos en determinadas zonas.
  • Edificios de más de 55 metros. Para edificios que superan los 55 metros de altura, se aplican medidas más estrictas. Además de las ya mencionadas, pueden requerirse sistemas de rociadores automáticos, entre otras medidas específicas, para garantizar una protección adecuada.

Nuestra recomendación es mejorar siempre la norma e instalar normas de protección contra incendios que vayan un paso más delante de lo obligatorio para nuestro tipo de edificio, ya que la realidad con frecuencia supera las expectativas, con resultados siempre trágicos.

 

Lasser, especialistas en protección contra incendios

Nuestra división de Lasser de Protección Contra Incendio cuenta con expertos homologados de gran experiencia y formados de acuerdo a la actual normativa del sector. Lasser es un socio de confianza para ayudarte a cumplir con cualquier normativa de protección contra incendios.

Realizamos todo tipo de instalación y mantenimiento de sistemas de prevención y detección de incendios y podemos ayudarte a evaluar tu Comunidad de Vecinos, sin compromiso.

Por ello, ponemos a tu disposición un equipo técnico y humano altamente cualificado, gracias a los que podrás disfrutar de tranquilidad en tu hogar sabiéndote protegido en el caso de que sufras cualquier tipo de incidente relacionado con el fuego.

Puedes contactar con nosotros en el teléfono gratuito 900 321 111 o pulsando en el siguiente botón.