Los sucesos por desgracia son recurrentes. La pasada madrugada del 26 de enero se produjo un incendio en una vivienda de una comunidad de vecinos de la localidad de Alcalá de Henares, con el resultado de una victima mortal y ha dejado varios heridos por inhalación de humo o quemaduras.

Nuevamente y por desgracia tenemos que hablar de incendios producidos en Madrid, en este caso en una vivienda de una comunidad de tres alturas de Alcalá de Henares. Lamentando la muerte de una persona mayor por intoxicación por inhalación de humo y otras 21 personas atendidas por los sanitarios del Summa 112, entre ellas una persona en estado grave por inhalación de humo y otra, con quemaduras en el rostro e inhalación de humo.

El fuego se originó en la casa familiar por causas que se están investigando. La rápida respuesta de los Bomberos de la Comunidad de Madrid ha logrado rescatar por la fachada del edificio a varios de los vecinos que se encontraban en sus domicilios.

Este es solo un ejemplo de los muchos que se dan cada año en nuestra comunidad y en el resto de España, como pudimos analizar recientemente en nuestro blog, con el estudio de sobre victimas de incendio elaborado por Mapfre y la APTB. El número de muertes anuales ha aumentado y las comunidades de vecinos deben tomar medidas para poner freno a estos funestos números.

Comunidades de vecinos y protección contra incendio

Y es que la legislación para poner remedio es aún poco exigente en materia de P.C. Incendios con las edificaciones más añejas. Las comunidades de vecinos con cierta antigüedad no están obligadas a disponer y mantener de un sistema de protección contra incendios que puedan ayudar a detener un incendio a tiempo, lo que supone en la práctica pérdidas personales y materiales irreparables.

Los edificios con fecha de construcción anterior al 2006, no se les exige aplicar de manera retroactiva las mismas medidas de protección contra incendios que a los de nueva construcción, a no ser que se sometan a una obra de rehabilitación, con la que deberán adaptarse a las normativas contra incendios establecidas en el Código Técnico de la Edificación- CTE y el nuevo reglamento de incendios RIPCI.

Que no sea obligatorio disponer de estos equipos de protección no significa que no se puedan instalar voluntariamente, son totalmente recomendables disponer en todos los edificios de viviendas elementos de extinción como los extintores. Un extintor por planta puede suponer la diferencia entre daños personales o materiales y un susto.

Extintores para tu comunidad de vecinos

Reformas de una escala suficiente como la instalación de un ascensor, una reforma general de electricidad o la actualización de unos trasteros no zonificados pueden encuadrarse en este tipo de obras de rehabilitación y son muy comunes en edificios anteriores a 2006 y detonante de una actualización en protección contra incendios.

En Lasser, nuestros expertos en el área de contra incendio asesoran para dar la mayor seguridad a tu comunidad de vecinos, con sistemas de detección y extinción adaptados a la nuevas normativas actuales y con mantenimientos periódicos como establecen las normas para garantizar tu seguridad.

No dudes en ponerte en contacto con nosotros, en el teléfono gratuito 900 321 111 o a través del formulario: