proteccion-contra-incendios

La protección contra incendios es un tema ya recurrente en nuestro blog pero del que no podemos olvidarnos. Estar bien preparado ante esta situación de riesgo puede salvarnos la vida y la de la gente que nos rodea. A continuación encontrarás una guía práctica con las cosas esenciales que debes saber, como cómo comportarse ante incendios en casa o trabajo o en una evacuación.

Vivimos rodeados de materiales inflamables y es relativamente fácil que se den las circunstancias para que provoquen un peligroso incendio. Un fuego puede ser provocado fácilmente por una fuente de calor como un rayo, una cerilla, una chispa eléctrica, exceso de radiación solar o una reacción química.

Si juntamos esta energía de activación con el material combustible, es decir, todo aquello que pueda inflamarse, ya sea ropa, madera, papel, plástico… con el comburente, que es una mezcla de gases con una proporción suficiente de oxígeno, el resultado puede ser muy peligroso. Es por todo ello, que resulta más imprescindible saber cómo comportarse ante incendios en casa o trabajo.

¿Sabemos como comportarse ante incendios en casa o trabajo?

Lo primero que hay que tener claro es que no hay que arriesgarse a apagar un incendio por cuenta propia y sin protección. Aunque no debes enfrentarte al fuego, debes conocer todos los elementos que hay en el entorno para extinguir o avisar de que se está produciendo un incendio.

Detectores de incendios

Los detectores de incendios son obligatorios en edificios públicos, colegios, hoteles y hospitales, y aunque no lo sean en los domicilios particulares, sería una buena idea contar con uno en casa. Estos dispositivos son de mucha ayuda ya que al principio todos los incendios son pequeños.

Cuando detecta fuego, humo y gases, o calor, nos alerta del peligro emitiendo una señal sonora. Para que funcione bien ha de estar colocado en el centro del techo alejado de las esquinas, y sobre todo en las zonas donde sea susceptible de producirse un incendio.

Rociadores automáticos (sprinklers)

En algunos edificios con riesgo de incendio hay unos aparatos que descargan agua desde el techo para apagar el fuego. Se trata de los rociadores automáticos o sprinklers.

Estos aparatos son como bomberos permanentes a los que les llega agua a presión y la dispersan desde arriba creando una lluvia muy efectiva que extingue el fuego. Funcionan al detectar alguno de los efectos que produce el fuego, como puede ser un aumento de temperatura o humo.

Estos dispositivos salvan muchas vidas, y normalmente están instalados en lugares públicos con mucha afluencia de gente como cine, teatros, centros comerciales o recintos deportivos.

Sin duda, lo primero que debes hacer si detectas que se está produciendo un incendio, es llamar rápidamente al 112, que como ya sabes,  es el teléfono de emergencias que pone en contacto con la policía, los bomberos, hospitales… y buscar un pulsador de incendio.

Al apretar el botón, éste envía una señal a la central de incendios y desde allí hace sonar una sirena para que todo el mundo la escuche y estén alertados de que puede haber un incendio.

Extintores

Si el fuego es pequeño, puedes tratar de localizar el extintor más cercano y extinguirlo, pero recuerda que nunca debes ponerte en peligro.

Para utilizar el extintor primero hay que retirar el pasador de seguridad, sacar la manguera y por último presionar la manilla para que salga el agente extintor (puede ser líquido, polvo, o gaseoso-dióxido de carbono).

Dirige el fluido hacia la base de las llamas y recuerda siempre en la medida de lo posible mantener el extintor en posición vertical.

Otros sistemas de extinción del fuego

También es importante que estés familiarizado con las BIE, o lo que es lo mismo, Boca de Incendio Equipada. Son instalaciones de ataque al fuego conectadas a la red de agua. Están situadas en las paredes de los edificios y tienen una manguera enrollada con un grifo protegidos por una puerta de cristal.

Para utilizarla lo primero que hay que hacer es abrir la puerta o romper el cristal, siempre con cuidado. Luego hay que abrir el grifo sujetando el surtidor o lanza, desenrollar la manguera y utilizar el agua dirigiéndola a la base de las llamas.

Por último, y aunque no estén situados dentro de los edificios, debes conocer lo que es un hidrante. Son aparatos que están conectados a las tuberías de agua de la ciudad y situados en la calle, cerca de las fachadas de los edificios para poder acceder a ellos fácilmente.

En las ciudades deben estar repartidos cada doscientos metros por norma,  y es muy importante que los coches no aparquen encima, porque entorpecen el acceso a los mismos. Por lo general suelen estar enterrados en suelo y cubiertos por una tapa metálica, pero también los hay aéreos, o que sobresalen del suelo.

Actúa correctamente frente al fuego

Cuando se recibe una alerta de incendio, es muy importante desalojar el espacio en un breve espacio de tiempo y de manera ordenada. Hay varias cosas que debes tener en cuenta e intentar recordar si te encuentras en esa situación.

Recuerda salir de manera tranquila y ordenada, ve deprisa pero sin empujar o correr, ya que puedes chocar con alguien o provocar alguna caída. Si estás en casa y tienes mascota, recógela y sal sin entretenerte en coger nada más, no pierdas el tiempo en cargar cosas que puedan estorbarte en la evacuación. Si te encuentras en el trabajo o en cualquier edificio público dirígete a la salida más cercana.

Si te encuentras en una piso alto, nunca, nunca cojas el ascensor. Puede llevarte a la planta donde se encuentra el fuego o puede cortarse la corriente eléctrica y dejarte atrapado entre dos plantas. Utiliza siempre las escaleras y baja pegado a la pared para dejar la zona de paso lo más libre posible. Ya en la calle, acude a una zona segura y si adviertes que falta alguien de tu entorno, avisa a las autoridades presentes, ya sea Policía o Bomberos.

Si quedas atrapado o el fuego no te deja salir no te escondas ni te arrincones. Cierra las puertas y coloca ropa, toallas, etc., si es posible, mojadas, en la rendija inferior de la puerta para evitar la entrada del humo. Aléjate todo lo posible de la puerta y abre las ventanas al exterior para pedir ayuda.

Si hay humo, gatea y tápate la boca con un pañuelo, húmedo si es posible. Si tu ropa se prende fuego, túmbate en el suelo y rueda hasta que se apague. También puedes echarte una manta encima, si encuentras a mano, y las llamas se extinguirán por falta de oxígeno.

Lasser, especialistas en protección contra incendios

Como empresa de protección contra incendios en Madrid, somos un gran especialista en servicio a comunidades, ya que mantenemos miles de instalaciones y fincas en toda la Comunidad de Madrid. La división de Lasser de Protección Contra Incendio cuenta con expertos homologados de gran experiencia y formados de acuerdo a la actual normativa del sector.

Realizamos todo tipo de instalación y mantenimientos de sistemas de prevención y detección de incendios como extracción de humo, nuestro principal pilar es el departamento de mantenimiento de equipos contra  incendio, algunos de ellos nos han ayudado ha realizar este artículos sobre cómo comportarse ante incendios en casa o trabajo.

Por ello, ponemos a su disposición de sus clientes un equipo técnico y humano altamente cualificado, gracias a los programas de formación continua impartidos en su propio centro de formación, que a su vez colabora con diversas instituciones de forma técnica.