Cuando se origina un incendio lo primero de todo es mantener la calma y actuar de forma rápida y efectiva. Cada situación puede ser diferente y, por lo tanto, el modo de proceder también, pero siempre mantente calmado, actúa con rapidez y sobre todo no corras. En este artículo te mostramos las pautas para actuar ante un incendio y salir seguro.

Ante un incendio, la reacción natural es salir corriendo, pero no es la forma más acertada de reaccionar y la experiencia indica que puede salirnos caro. Veamos diferentes situaciones en las que nos podemos encontrar y cómo intervenir.

Ante todo, lo primero que hay que hacer tras descubrir fuego es mantener la calma. Si aseguras que no se encuentra nadie más que tú en las inmediaciones, deberá de salir, cerrando la puerta sin llave. Cuando se encuentre fuera, a salvo, llame a los bomberos inmediatamente, indicando el lugar del incendio y su magnitud.

En el caso de encontrarte en tu puesto de trabajo o en cualquier recinto público, donde hay más personas, por favor indica a la persona encargada de emergencias de lo que ocurre para que esta pueda proceder a activar el plan de evacuación estipulado y dar la alarma de emergencia. Puesto en marcha el plan, hay que seguir las indicaciones de la persona que esta al mando.

Cómo actuar en caso de incendio

No pierdas el tiempo recogiendo ningún tipo de objeto y sal por las puerta de emergencia más cercana o por la salida indicada por el plan de emergencia. Recuerda usar las puertas de emergencia, jamas debes usar los ascensores cuando tenga lugar un incendio, puedes quedarte encerrado y llegar el fuego hasta ti u otros accidentes.

Cuando vaya desalojando las habitaciones, es importante cerrar siempre las puertas y las ventanas, pero sin llave. Ten en cuenta que si hay puertas cerradas, antes de abrirlas debes con cuidado tocar el pomo y verifica si está caliente o no. Si es así, no la abras (significa que el fuego está cerca) y busca otra salida. Es conveniente ir agachado cuando el humo se encuentra en las mediaciones del edificio, protegiéndote nariz y boca con un paño.

Tu objetivo tiene que ser llegar al punto de encuentro establecido. Permanece ahí hasta nuevas ordenes, no te muevas o escondas. Esto es importante para que nadie vaya en tu busca, arriesgando su seguridad sin motivo. Esconderse no es la solución, los humos del fuego pueden llegar hasta ti y su inhalación ser mortal. No debes reaccionar ante el miedo de manera imprudente.

En ocasiones, cuando se origina un incendio, vemos que podemos hacernos cargo nosotros mismo por su pequeña magnitud. Los extintores son los elementos más apropiados para estos focos, su eficacia depende mucho de las condiciones en las que se encuentra este elemento y el correcto manejo y uso por parte de la persona que quiere apagar el fuego.

Si el fuego te alcanzó, no te precipites, tírate al suelo y rueda para apagar las llamas. Al igual que si te encuentras encerrado por el fuego, muévete agachado, si puedes refúgiate en una habitación ventilada y hazte ver, por ejemplo a través de la ventana pidiendo auxilio.

Cierra bien todas las puertas y coloca trapos (si pueden ser húmedos mejor) en todas las rendijas que se encuentren en la habitación y por donde pueda entrar el humo.

Tanto si ya estas afuera a salvo, en el punto de encuentro o atrapado en una habitación, haz uso de teléfono móvil y llama a los servicios de bomberos en el 112.

Consejos para prevenir incendios

  • Instala elementos que te puedan ayudar, como detectores, Bies, centrales de alarma, extintores. Siempre homologados y con un correcto mantenimiento.
  • Mantener siempre el entorno de los elementos de protección contra incendios despejados y limpios.
  • Es obligatorio tener y registrar un plan de autoprotección para saber como actuar y evacuar, señala correctamente las salidas y recorrido en caso de emergencia.
  • Fuma en las zonas indicadas. Si no esta permitido fumar, no fumes, seguro que puedes esperar a estar fuera.
  • Mantén en buen estado las instalaciones eléctricas. No sobrecargues, modifiques o manipules las tomas. Antes de irte asegúrate que dejas los aparatos eléctricos desconectados.
  • Procura no poner materiales peligrosos o de rápida combustión, cerca de zonas de posible incendio, como calefacciones, alumbrado, etc.

Si tienes dudas o necesitas que te ayudemos con tu plan de autoprotección, instalación de elementos de protección contra incendios. Llama gratis al 900 321 111 o pulsa en el botón inferior y rellena el formulario de contacto para que realicemos un presupuesto, ajustado a tus necesidades, tipo de actividad y superficie de tu edificio.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.