,

Mantenimiento de climatización según RITE en empresas y comercios

El Reglamento de Instalaciones Térmicas en los Edificios (RITE) en España establece un marco regulatorio esencial para el correcto mantenimiento de los sistemas de climatización. Este reglamento, exige que todas las instalaciones de aire acondicionado con una potencia térmica nominal superior a 70kW cuenten con un mantenimiento periódico realizado por una empresa mantenedora habilitada. En este artículo explicaremos la importancia del mantenimiento de climatización según RITE en empresas y comercios.

Para las empresas y comercios, el mantenimiento adecuado de sus sistemas de climatización es crucial no solo para el bienestar y confort de empleados y clientes, sino también para cumplir con las obligaciones legales y evitar sanciones.

Estas instalaciones deben someterse a inspecciones regulares por parte de organismos de control autorizados. Cumplir con estas normativas no solo asegura un funcionamiento óptimo de los sistemas de climatización, sino que también contribuye significativamente a la reducción del consumo energético y las emisiones de gases de efecto invernadero.

El RITE especifica que se debe llevar un registro detallado de todas las actividades de mantenimiento y las inspecciones realizadas, el cual debe estar disponible para ser revisado por las autoridades competentes. De esta manera, se promueve una cultura de eficiencia energética y sostenibilidad, asegurando que los sistemas de climatización operen de manera eficiente y segura durante todo su ciclo de vida.

 

Normativa RITE para el mantenimiento del aire acondicionado

Más allá de realizar labores de limpieza de nuestro sistema de aire acondicionado antes de cada temporada estival, el mantenimiento del aire acondicionado no solo es recomendable, sino también obligatorio.

El RITE establece las normativas para el mantenimiento de los sistemas de aire acondicionado, gas natural y agua caliente sanitaria, asegurando que las instalaciones funcionen de manera eficiente y segura.

El RITE, diseñado para incrementar la eficiencia de las instalaciones térmicas, reducir las emisiones de gases contaminantes y disminuir la factura energética, fue elaborado conjuntamente por el Ministerio de Fomento y el Ministerio de Industria, Energía y Turismo.

La actualización de este reglamento se realizó mediante el Real Decreto 238/2013, de 5 de abril. Este decreto establece requisitos específicos sobre el consumo y el control de estas instalaciones, e introduce inspecciones periódicas para garantizar su óptimo rendimiento.

Estas normativas están diseñadas para asegurar la eficiencia energética, la seguridad y la durabilidad de las instalaciones térmicas. A continuación, detallaremos las normativas esenciales que deben seguir las empresas:

Contrato de mantenimiento obligatorio

Para las instalaciones de climatización con una potencia térmica nominal superior a 70kW, es obligatorio contar con un contrato de mantenimiento con una empresa mantenedora habilitada. Este mantenimiento debe realizarse según las instrucciones del fabricante y las directrices del RITE, garantizando revisiones periódicas adecuadas.

Este mantenimiento incluye inspecciones regulares, limpieza de componentes y verificación de las condiciones de funcionamiento, como la temperatura y la presión refrigerante. Además, se deben llevar a cabo pruebas de rendimiento y diagnósticos técnicos para detectar posibles fallos y asegurar que las emisiones de gases contaminantes se mantengan dentro de los límites permitidos.

EL RITE también estipula que las instalaciones de aire acondicionado deben tener un contrato de mantenimiento obligatorio con una empresa autorizada. Este contrato asegura que el sistema reciba las revisiones necesarias por parte de técnicos cualificados, cumpliendo con la frecuencia y los procedimientos establecidos por la normativa.

El incumplimiento de esta obligación puede resultar en sanciones y en la invalidación de las garantías de los equipos. Asimismo, el contrato de mantenimiento debe incluir un registro de todas las intervenciones realizadas, garantizando la trazabilidad y el cumplimiento de las normas de seguridad y eficiencia energética.

Inspecciones Periódicas

Además del mantenimiento regular, las instalaciones con una potencia térmica nominal superior a 70kW deben someterse a inspecciones periódicas por parte de organismos de control autorizados.

Estas inspecciones tienen como objetivo verificar el cumplimiento de las normativas de eficiencia energética y seguridad, y asegurar el óptimo rendimiento de los sistemas de climatización.

Dependiendo de la potencia térmica de la instalación, estas inspecciones deben realizarse con una frecuencia determinada.

  • Las instalaciones con una potencia térmica nominal superior a 70 kW deben ser inspeccionadas cada dos años.
  • Las de menor potencia pueden tener intervalos de inspección más amplios. Durante estas inspecciones, se evalúan aspectos como la eficiencia energética del sistema, la calidad del aire interior, y el cumplimiento de las normativas ambientales, asegurando así que las instalaciones funcionen de manera óptima y segura.

Registro Documental

Es esencial llevar un registro detallado de todas las actividades de mantenimiento y las inspecciones realizadas. Este registro debe estar disponible para ser revisado por las autoridades competentes cuando sea necesario, asegurando la transparencia y el cumplimiento normativo.

Se establecen pautas especificas para el mantenimiento del aire acondicionado, con el objetivo de garantizar su funcionamiento óptimo y la seguridad de los usuarios. Según el RITE, el mantenimiento debe realizarse de manera periódica y estar documentado adecuadamente para asegurar el cumplimiento de las normas y la trazabilidad de las intervenciones.

El registro documental es una parte fundamental de este proceso, ya que permite llevar un seguimiento detallado de las acciones realizadas, como revisiones, limpiezas, reparaciones o cambios de componentes. Este registro incluye información relevante como la fecha de la intervención, las tareas realizadas, los resultados obtenidos y las recomendaciones para futuras actuaciones. Asimismo, el mantenimiento debe ser llevado a cabo por personal cualificado y seguir las indicaciones del fabricante para garantizar la eficacia y durabilidad del sistema de aire acondicionado.

Control de emisiones y eficiencia energética

La normativa RITE esta diseñada para promover la eficiencia energética y la reducción de emisiones de gases contaminantes. Las empresas deben asegurarse de que sus sistemas de climatización cumplen con estos estándares.

Establece directrices claras para el mantenimiento del aire acondicionado, con el objetivo de garantizar tanto la eficiencia energética como la calidad del aire interior. En cuanto al mantenimiento, se exige realizar inspecciones periódicas, limpieza y ajustes de los equipos según las especificaciones del fabricante.

En lo que respecta al control de emisiones y eficiencia energética, la normativa RITE impone requisitos estrictos para la selección de equipos de aire acondicionado que cumplan con estándares de eficiencia energética y limiten las emisiones contaminantes. Se promueve el uso de tecnologías avanzadas y menos contaminantes, como sistemas de climatización con bajo consumo energético, refrigerantes más amigables con el medio ambiente.

Además, se insta a llevar a cabo medidas de optimización y gestión energética en las instalaciones existentes para reducir el consumo de energía y minimizar el impacto ambiental.

Actualización y cumplimiento normativo

Las empresas deben mantenerse actualizadas con las últimas normativas y requisitos establecidos por el RITE. La última actualización significativa se realizó mediante el Real Decreto 238/2013, de 5 de abril, que introdujo requisitos sobre el consumo y el control de las instalaciones, así como inspecciones periódicas para garantizar su óptimo rendimiento.

Cumplir con estas normativas no solo garantiza el funcionamiento eficiente y seguro de los sistemas de climatización, sino que también contribuye a la sostenibilidad y reducción de costos operativos en las empresas.

 

Sanciones por incumplir la normativa RITE

Sí el incumplimiento de la normativa RITE puede conllevar sanciones, de acuerdo con lo establecido en la Ley 21/1992, actualizada en 2018. Esta legislación prevé multas que varían según la gravedad de la infracción:

  • Para infracciones leves, las multas pueden ascender hasta los 60.000 €.
  • En casos de infracciones graves, las multas pueden alcanzar los 6.000.000 €.
  • Para infracciones consideradas muy graves, las multas pueden llegar hasta los 100.000.000 €.

Lasser, tu empresa homologada en mantenimiento

Lasser es especialista en la instalación y mantenimiento de sistemas de climatización para todo tipo de industrias, locales, empresas y comercios. Instalamos sistemas de climatización avanzada adaptados a sus necesidades en toda la Comunidad de Madrid, utilizando diversos tipos de tecnología.

Nuestro personal, altamente cualificado, se encargará del mantenimiento de sus equipos, asegurando instalaciones salubres, activas y con un funcionamiento óptimo, siguiendo todas las instrucciones técnicas mencionadas anteriormente.

Si necesitas realizar el mantenimiento de climatización según la normativa RITE, nuestro departamento de ingeniería ofrece asesoramiento y desarrolla proyectos de climatización para diversas necesidades industriales y comerciales.

Además, somos expertos en frío industrial, refrigeración de sustancias y entornos, y conservación de condiciones ambientales específicas. Contáctenos al 900 321 111 o haga clic en el botón para acceder al formulario: