,

Bomba de calor vs Calefacción eléctrica o caldera de gas, ¿Cuál es más eficiente?

Bomba de calor vs Calefacción eléctrica o caldera de gas

¿Es realmente más eficiente la bomba de calor que la calefacción eléctrica o la caldera de gas? Esta es la típica pregunta que genera miles de búsquedas en internet cuando empieza el frío, y más este otoño tras los cambios en la factura de la luz del pasado mes de junio. Contra la creencia popular, poco se habla del alto rendimiento energético que presenta la bomba de calor. Si quieres saber por qué, sigue leyendo.

La bomba de calor es una alternativa sostenible y con grandes beneficios como sistema de calefacción y climatización, más si cabe si utilizamos una fuente renovable para su utilización como unos paneles solares fotovoltaicos, aunque es un elemento que aún no es generalizado.

Gracias a su «capacidad» para capturar energía de fuentes naturales, inagotables y gratuitas, la bomba de calor también se considera altamente eficiente y respetuosa con el medioambiente, tanto para climatizar la vivienda como para obtener agua caliente. Te vamos a explicar por qué.

¿Cómo funciona la bomba de calor en modo calefacción?

Las bombas de calor son uno de los dispositivos de climatización más eficientes del mercado para calentar una vivienda. Pero, ¿Cuál es el motivo? Para entenderlo, es necesario explicar cómo funciona este sistema en modo calor.

Una bomba de calor es una máquina térmica que permite transferir energía, en forma de calor, de un ambiente a otro. No en vano, el valor medio de su SCOP (Seasonal Coefficient of Performance) es de 4, lo que implica que esta máquina térmica es capaz de suministrar 4 kWh térmicos por cada kWh eléctrico consumido.

Aunque el funcionamiento de la bomba de calor puede invertirse y usarse también para refrigerar u obtener agua caliente, su principal uso es la calefacción y es donde desarrolla una elevada eficiencia. Básicamente, lo que hacen las bombas de calor es extraer el calor del ambiente exterior y transferirlo a un espacio interior.

Las bombas de calor tienen un evaporador, un compresor, un condensador y una válvula de expansión. Además, en su interior hay un circuito con líquido refrigerante que absorbe el calor del aire (aerotermia), del suelo (geotermia) o del agua subterránea (hidrotermia) y se convierte en vapor.

Cuando la bomba de calor está en modo calefacción, el objetivo es calentar el líquido refrigerante por compresión para obtener calor.

Una vez el fluido ha absorbido el calor y se ha convertido en vapor, pasa por un compresor en el que aumenta su presión y su temperatura. Después, este mismo vapor, con gran concentración de energía, cede su calor al espacio que desea calentar.

Una vez el fluido refrigerante ha cedido la energía, su temperatura baja. Este descenso es mayor cuando, dentro de la válvula de expansión, el fluido se descomprime a un punto muy por debajo del que tenía antes de ser comprimido.

Bomba de calor vs Calefacción eléctrica o caldera de gas

¿Cuánto consume la calefacción eléctrica?

La respuesta es sencilla en este caso, al basarse su funcionamiento en el efecto Joule, un radiador eléctrico o emisor térmico consume 1kWh eléctrico por cada 1kWh térmico que produce (aprox.), por lo tanto si instalo un emisor de 2kW de calefacción consumirá 2kW de electricidad.

Frente al resto de sistemas eléctricos de calefacción no existe duda de que como decimos, la bomba de calor es el aparato más eficiente. El motivo es que estos emplean resistencias eléctricas que generar calor que se transmite por convección o radiación, y su rendimiento térmico es siempre inferior a la unidad, y por tanto, al de la bomba de calor.

¿Y si lo comparamos con la caldera de gas?

La respuesta es que sí que son comparables, la bomba de calor es más eficiente, pero para pronunciarnos con rotundidad en este sentido debemos de considerar además de los rendimientos de las propias máquinas, la naturaleza de cada tipo de energía.

Esto es así porque existe una eficiencia adicional a considerar en la conversión de la energía primaria a energía final en cada caso, ya que la energía que empleamos en nuestras casas ha sido transformada desde el comienzo, a partir de centrales térmicas utilizadas y del tipo de combustible empleado, lo cual implica una serie de pérdidas energéticas.

Como decimos esto es muy importante, ya que, por tanto, el valor de la eficiencia global para cada sistema térmico es el resultado de dividir el rendimiento de cada aparato entre dicho ratio de conversión de energía primaria a energía final.

En cuanto a los rendimientos térmicos de las máquinas, como ya hemos comentado, la bomba de calor tiene un valor 4, mientras que la caldera de gas más eficiente, que es la de condensación, alcanza un valor de 1,09.

Por tanto, al contrario de lo que mucha gente piensa, los sistemas de bomba de calor son muy eficaces desde un punto de vista energético, entre otras cosas porque emiten calor hasta que la estancia alcanza una determinada temperatura, y entonces paran gracias a sus termostatos integrados (como también puede utilizar una calefacción con este sistema).

Otros beneficios de la bomba de calor

Además de su eficiencia, otros beneficios de la bomba de calor como calefacción pueden ser:

  • Funciona con energía renovable. La aerotermia aprovecha el calor contenido en el aire, una fuente de energía ilimitada y gratuita con un enorme potencial.
  • No genera emisiones de CO₂. La bomba de calor no produce CO₂ por lo que contribuye a la protección del medioambiente.
  • Ahorra energía y dinero. La bomba de calor como calefacción permite reducir hasta un 30% el consumo de energía en el hogar.
  • Es limpia, cómoda y muy segura. Las bombas de calor no generar humos ni cenizas que ensucien paredes, fachadas o tejados. Además, únicamente necesitan electricidad para funcionar, por lo tanto no utilizan combustibles inflamables o tóxicos, ni los desprenden en la estancia.

Consigue la bomba de calor que necesitas

Somos expertos en instalación sistemas de climatización en Madrid. Trabajamos con los líderes del mercado para ofrecerte equipos líderes con las mejores prestaciones del mercado, adaptando la configuración a tus necesidades gracias al conocimiento de los equipos de climatización domésticos y empresariales de marcas como Mitsubishi Electric, General, Daikin o Fujitsu.

Si decides instalar una bomba de calor en tu hogar o empresa, llámanos al teléfono gratuito 900 321 111 o pincha en el siguiente botón.