dividendo-digital-grupo-lasser-antenas-madrid

Las tareas de resintonización de canales de televisión digital terrestre (TDT) tan de actualidad en estos momentos, y que tienen a instaladores como nosotros bien ocupados, tendrá que repetirse con absoluta seguridad antes de 2020. Como dijimos hace unos meses, sólo Alemania, Finlandia y Suecia han planificado con una visión a largo plazo la gestión de las frecuencias de la TDT evitarán repetir el procedimiento dentro de unos años.

España aún deberá terminar su primer Dividendo Digital antes del 31 de marzo, pero con la obligación de replicar el proceso con otras frecuencias en unos seis años aproximadamente.

Para entonces, los españoles deberán contratar instaladores o antenistas, además de manipular y sintonizar sus receptores de televisión. Al margen de las molestias para los hogares españoles, esta acción, la cesión del espectro de la televisión para uso de Internet móvil, tendrá un coste que rondará los 280 millones de euros, el mismo importe concedido por el Estado para subvencionar la adaptación de las antenas colectivas.

Será la Comisión Europea la que pondrá los pilares del proceso con vistas a 2020. El primer paso lo emprendió el pasado lunes este organismo cuando propuso a los principales jugadores del sector que aporten sus valoraciones y comentarios sobre la conveniencia de destinar las frecuencias de 700 Mhz para el uso de Internet en el móvil, en detrimento de las actuales emisiones de TDT.

El creciente uso de los smartphones, tabletas y demás dispositivos aconsejan incrementar las prestaciones y el ancho de banda del Internet móvil utilizando una mayor parte del espectro electromagnético. Estados Unidos y Asia ya planifican el desarrollo de la conectividad móvil en las frecuencias de 700 Mhz, frente a las de 800 Mhz en las trabajará el 4G en España a partir de la próxima primavera.

Se busca el consenso en el sector a nivel europeo

La consulta pública estará abierta hasta el próximo 12 de abril y en ella se han convocado a las principales compañías de telecomunicaciones, operadores de televisión, asociaciones de usuarios y organismos profesionales y universitarios, aún cuando no ha concluido esta primera etapa de los 800Mhz.

En las próximas semanas se culminará en España la limpieza de las frecuencias de TDT (de las bandas comprendidas entre los 790-862 Mhz) para uso de los operadores de telecomunicaciones. Y el siguiente paso consistirá en volver a migrar canales de televisión ahora alojados en la banda comprendida entre 694 y 790 Mhz, también conocida como banda de 700 Mhz o de UHF. Se trata de un espectro radioeléctrico especialmente idóneo para desarrollar los servicios de banda ancha móvil en las condiciones más favorables de penetración y propagación.

La banda de 700 Mhz no sólo podría favorecer la adopción de economías de escala y una mayor coherencia internacional, en sintonía con países de otros continentes que ya utilizan esas frecuencias para el Internet móvil y la telefonía 4G.