ley de cambio climático

España ya tiene una Ley de Cambio Climático y Transición Energética. El congreso de los Diputados aprobó definitivamente el pasado 13  de mayo la norma  por la que nuestro país dejará de emitir gases de efecto invernadero en menos de tres décadas.

Esta ley otorga amparo legal y promueve el logro del ODS 13: Acción por el clima, conduciéndonos así hacia la descarbonización de la economía y la construcción de un mundo más sano y sostenible.

Para ello dirá adiós a la venta de coches diésel y gasolina en 2040, modificará el sistema eléctrico para que sea 100% renovable y prohibirá la explotación de hidrocarburos, entre otras medidas.

Esta norma, poco a poco, cambiará la forma de vivir, de producir y hasta el paisaje de España.

Objetivos de la nueva Ley de Cambio Climático

El objetivo fundamental es que España sea neutra en carbono en 2050. Mientras tanto, en 2030 deberá haber recortado al menos un 23% de sus gases de efecto invernadero respecto a 1990; y la introducción de energías renovables deberá ser de al menos el 42% en el consumo de energía; mientras que en el sistema eléctrico la generación será, por lo menos, un 74% de origen renovable.

Estos objetivos deberán ser revisados en 2023 para asegurarse de que van cumpliendo el plazo previsto.

Son unos objetivos que comenzarán a cambiar el día a día de los españoles, ya que la Ley entró en vigor con su publicación en el Boletín Oficial del Estado el pasado 20 de mayo.

La ley establece que antes de 2050, España deberá alcanzar la neutralidad climática y el sistema eléctrico deberá estar basado exclusivamente en fuentes de generación de origen renovable.

En este ámbito, la Ley propone una reforma del sector eléctrico, que deberá ser efectuada en el plazo de 12 meses.

Puntos clave de la ley

 

  • Uno de los puntos que se señalan es la modificación de la Ley de Propiedad Horizontal para facilitar y flexibilizar las instalaciones fotovoltaicas de autoconsumo en las comunidades de propietarios en un plazo máximo de un año; la generación eléctrica en dominio público hidráulico; y un Plan de Rehabilitación de Viviendas y Renovación urbana.

  • También se fomentará, mediante la aprobación de planes específicos, la penetración de los gases renovables, incluyendo el biogás, el biometano, el hidrógeno y otros combustibles en cuya fabricación se hayan usado exclusivamente materias primas y energía de origen renovable o permitan la reutilización de residuos orgánicos o subproductos de origen animal o vegetal.

  • Tan importante como la mitigación de los efectos del cambio climático es la adaptación a los nuevos escenarios que éste provoque. Por ello, la nueva Ley contempla un Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático (PNACC) con el propósito de definir los objetivos, criterios, ámbitos de aplicación y acciones para fomentar la resiliencia y la adaptación frente al cambio climático. Este plan se materializará a través de programas de trabajo, a aplicar en periodos de cinco años, y mediante planes sectoriales de adaptación.

El fin de los coches diésel y gasolina

Fue una de las medidas más sonadas cuando la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, presentó la norma en 2018.

En 2050 se espera que los españoles circulen en vehículos comerciales ligeros «sin emisiones directas de CO2». Para ello, se prevé que en 2040 dejen de venderse coches diésel, gasolina o híbridos. Según ha quedado redactado, los vehículos deberán emitir «cero gramos» de dióxido de carbono, lo que a día de hoy limitaría las opciones a los vehículos eléctricos y los de pila de hidrógeno.

ley de cambio climático

Más puntos de recarga

Ante la carestía actual, las gasolineras se verán poco a poco obligadas a instalar puntos de recarga eléctrica. Para ello, se ha creado un plan progresivo que comienza con las gasolineras más grandes para instalar el servicio.  Así, las gasolineras de mayor extensión, deberán tener al menos una infraestructura de recarga eléctrica de potencia igual o superior a150kW en un plazo de 21 meses a partir de la entrada en vigor de la ley.

En cuanto a edificios públicos y privados, también será obligatorio en los de nueva construcción, en intervenciones de edificios existentes y en edificios privados no residenciales con aparcamientos de más de 20 plazas.

Instala tu punto de recarga eléctrico con Lasser

Paralelamente a la aprobación de esta ley,  la Comunidad de Madrid trata de facilitar el despliegue de una infraestructura necesaria para los vehículos propulsados con energías alternativas,  con su plan de ayudas Plan Moves.

Es un proyecto que debe ser realizado por una empresa de garantías, que garantice un buen resultado y, como ventaja adicional, permita financiar su importe en cómodos plazos.

En Lasser  tendrás el mejor asesoramiento, con nuestra división en electricidadinstala y mantiene puntos de recarga para tu coche eléctrico, ofreciéndote las mejores soluciones para que toda la comunidad esté satisfecha y cumplas con la legalidad, algo importante cuando se hacen estas inversiones.

Si estás interesado en empezar a dar pasos hacia la eficiencia energética y adelantarte a los plazos marcados por el gobierno,  nuestros expertos en obra eléctrica estarán encantados de asesorarte sobre la instalación de un punto de recarga para tu comunidad llamando al teléfono gratuito 900 321 111 o rellenando el siguiente formulario.