ventajas-desventajas-camaras-seguridad-ip-instalador

Si tienes en tu casa, comunidad o empresa instaladas cámaras de seguridad IP, o bien estas pensando en hacerlo, te contamos algunos de los pros y contras que presentan estos sistema de vídeo vigilancia, cámaras IP. Este sistema va ganando adeptos por su facilidad para adaptarse a instalaciones en las que existe una red de datos que puede utilizarse.

No olvidemos que las cámaras de seguridad IP se caracteriza por ser un dispositivo IoT y sin una conexión Internet su funcionamiento no sería el apropiado. Es, en definitiva, una tecnología muy cómoda para el usuario y con ciertas ventajas a la hora de ser instalada, pero hay que tener presentes los inconvenientes que presenta un dispositivo conectado si se conecta a Internet o que puede requerir de un cable UTP en exclusiva para dar funcionamiento.

Factores positivos de cámaras de seguridad IP

Sus principales ventajas respecto a otros sistemas son dos: ahorro y comodidad.

Es una solución de seguridad que puede llegar a ser más barata, porque que evita instalaciones costosas por no ser necesario cablear, algo que puede ser más habitual en empresas. Siempre que tengamos un cable red cerca para conectarla, ahorraremos distribuir el cable propio de la instalación de cámaras.

Su producción y más sencilla instalación hacen posible que muchos hogares o empresas se decidan por estos sistemas de seguridad. La comunicación para poder ver las cámaras desde otros lugares/accesos se hace mucho más sencilla, por ser inherente a la propia instalación. La señal de vídeo viaja por cableado de red y necesita un sistema de grabación/almcenamiento que además puede estar en la nube, ahorrando otro dispositivo físico.

Esto garantiza un mayor grado de seguridad ante amenazas físicas, ya que no hay grabador de robar o inhabilitar. Si bien debes saber que no se graba todo el contenido, sino que se graban eventos activados por movimiento. Por lo tanto, ir a por un punto temporal en concreto puede resultar infructífero, por no haberse registrado o por recoger imágenes de baja calidad.

La calidad y velocidad de las comunicaciones determina que deba optarse por subir imágenes con peor calidad que la que puedan ser conservadas de manera continua en un grabador, por lo que debe tenerse en cuenta.

Factores negativos de cámaras de seguridad IP

Si hemos hablado de que pueden ser más baratas, también pueden ser más caras, en relación a que si no se cuenta con una instalación previa, requiere en algunas ocasiones más cableado (puede llegar a ser necesario hasta un cable por cámara IP), por lo que es algo que nuestro expertos en seguridad debe estudiar e indicarle.

Si el sistema está abierto a internet, las cámaras IP al igual que ocurre con nuestros dispositivos electrónicos conectados, no están seguros de sufrir un ataque informático, pudiendo ocasionar peligros en nuestra seguridad.

Son vulnerables a sabotajes o a ser hackeadas si no cuentan con la protección adecuada y actualizada, quedando expuesta la información de allí donde se sitúen las cámaras del edificio, incluso de los vecinos o datos de la empresa. Infectadas por malware, pueden servir como vía para acceder a la red de una empresa/vivienda con mayores facilidades.

Si consiguen entrar al sistema informático, su manipulación puede ser sencilla y rápida, mostrando un contenido falso y alterando, por lo tanto, toda la funcionalidad de la cámara y su misión.

La seguridad en ese momento sería nula, por lo que la fortaleza de no tener un sistema físico es también su mayor vulnerabilidad a amenazas externas y cibernéticas (hacking del sistema).

Como ocurre con IoT, no estamos exentos a recibir un ataque, pero no hay que alarmarse porque estas desventajas se pueden remediar adoptando medidas adecuadas de seguridad, adaptadas a nuestro nivel de amenaza. Nuestros sistemas de seguridad IP en red cuentan con cortafuegos informáticos y barreras de seguridad adecuadas.

En este sentido, si eres una empresa mediana o grande, quizá te interese tener tu propio servidor, desde el que tu solo tendrás acceso a él, mantén y protege la información que se almacena. Si eres una pequeña empresa o una comunidad, puede que prefieras confiar en los sistemas de almacenaje que te proponga una empresa de seguridad homologada como Lasser. con servidores propios que guardan la información encriptada y con las medidas más adecuadas de seguridad.

Un correcto mantenimiento físico e informático de las cámaras ayuda a detectar o predecir posibles fallos que dejen tu seguridad al descubierto. No instales tú mismo la seguridad de tu casa o empresa y confía en expertos en seguridad electrónica y cibernética. Cuenta siempre con empresas homologadas de seguridad que puedan asesorarte, instalar y mantener los dispositivos.

Lasser es una empresa instaladora y mantenedora de seguridad homologada (DGP 2734) que puede ayudarte a proteger tu casa, empresa o comunidad. Puedes contactar con nosotros a través del teléfono 900 321 111 o del formulario de contacto tras el siguiente botón.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.