tecnico de lasser de electricidad

Desde la entrada de contadores digitales de electricidad, se han impuesto una serie de controles de seguridad obligatorios y son las propias compañías las que de oficio realizan una inspección para validar la instalación eléctrica de las comunidad con el fin de situar los nuevos contadores digitales. Esto lleva a realizar una reforma a muchas comunidades para no ser sancionadas por Industria.

La Dirección General de Industria de la Comunidad de Madrid marcó unos criterios para revisar los edificios, donde la OCA (organismo control autorizado de electricidad) los llevaba a cabo.

Ahora, las empresas suministradoras deberán revisar también toda la instalación, con el objetivo de asegurarse la idoneidad de la instalación presente, y si es deficiente, les obligará a hacer una reforma eléctrica, parcial o la mayoría de ocasiones integral, ya sea por lo años de antigüedad de la propia instalación o por la mala conservación, que hace que los propios elementos de la instalación puedan convertirse en peligrosos.

En lo que se refiere a las comunidades de vecinos, deberán superar una revisión cada cinco años en las siguientes instalaciones: Alumbrados con potencia superior a los 5 KW, garajes con más de 25 vehículos, piscinas con potencia superior a los 10 KW.

Esta norma es de facto ampliada por el cambio de ley en materia energética, lo que ha provocado que muchos usuarios con una potencia menor de 15 kilovatios tengan que sustituir los contadores eléctricos tradicionales por unos digitales.

Con estos nuevos contadores se podrá cambiar la potencia contratada por cada usuario de una manera más sencilla y supervisar o localizar anomalías en la instalación eléctrica con mayor agilidad. También se podrá aprovechar al máximo la energía (o al menos es su objetivo): es decir se paga por lo que se consume. Se podrá tener un control remoto sin que ninguna compañía vaya a los edificios, y por último y no menos importante: la transferencia de información a través de la red eléctrica.

Por tanto, la mayor parte de las empresas suministradoras de electricidad están procediendo a revisar sus equipos y contadores eléctricos para ver si sus instalación es apta para instalar (o no) nuevos contadores. En varias de estas comunidades, las compañías exigen que se cambie las instalaciones para garantizar la seguridad eléctrica del edificio.

De no llevarse a cabo esas reformas, si las necesidades lo requieren, la comunidad podría enfrentarse a una serie de sanciones de mayor o menor cuantía, dependiendo de la deficiencia. Para evitar esa sanción, la compañía que revise las instalaciones enviará una nota o carta a los propietarios indicándoles que se pongan en contacto con una empresa para que cambien la instalación. En un plazo de tres meses ha de cambiarse, pero… ¿con quién debemos ponernos en contacto? Lo más inteligente es consultar con una empresa especialista en reformas de electricidad como Lasser. Nuestros expertos le informarán sobre cómo se realizaría la obra, el presupuesto de la misma y cuánto tiempo tardarían, además de encargarse de todo tipo de trámites y procesos administrativos, para la máxima comodidad de nuestros clientes.

Nuestros expertos de la División de Electricidad te podrán dar un presupuesto contactando en el 91327111 o rellenando este formulario.