instalaciones-baja-tension

La normativa de seguridad industrial vigente exige pasar una serie de inspecciones obligatorias en las comunidades de propietarios sobre sus instalaciones de ascensores, instalaciones de baja tensión y depósitos de gasóleo. Es importante que prepares tu comunidad ante una de estas inspecciones obligatorias. En este artículo te contamos por qué.

Estas inspecciones periódicas reglamentarias sólo pueden ser realizadas por personal técnico cualificado por su formación y experiencia, perteneciente a cualquiera de los Organismos de Control Autorizados (OCA).

Estos organismos son entidades públicas o privadas, con personalidad jurídica propia, cuya finalidad es la de verificar el cumplimiento de carácter obligatorio de las condiciones de seguridad de productos e instalaciones industriales mediante actividades de certificación, ensayo, inspección o auditorías.

Estos organismos fueron creados a través de la aprobación de la Ley 21/1992, de 16 de julio, de Industria, y tiempo después mediante el Real Decreto 2200/1995, de 28 de diciembre, se aprobó el Reglamento de la Infraestructura para la Calidad y la Seguridad Industrial que desarrollaba su funcionamiento.

¿Por qué es necesario tener siempre las inspecciones en vigor?

Las comunidades de propietarios titulares de las instalaciones tienen la obligación de mantenerlas en buen estado y pasar las inspecciones y revisiones establecidas por la Administración. En primer lugar, el cumplimiento de esta normativa de seguridad evitará cuantiosas multas a la comunidad de propietarios, y en segundo lugar, y no por ello menos importante, aportará tranquilidad a los vecinos, porque unas instalaciones con todas sus inspecciones obligatorias en vigor, son unas instalaciones seguras.

Inspección reglamentaria de instalaciones eléctricas de baja tensión

Se conoce como Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión o por sus siglas REBT al conjunto de normas o instrucciones técnicas complementarias (ITCs) que establecen la regulación en cuanto a instalaciones eléctricas de baja tensión en España se refiere. El cumplimiento del reglamento en cualquier instalación eléctrica de este tipo es obligatorio, ya que garantiza la seguridad y es requisito indispensable para su homologación, por lo que el conocimiento por parte del instalador electricista es de vital importancia.

El Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (RBET), aprobado por el R.D. 842/2002, del 2 de agosto, prescribe la obligatoriedad de realizar ciertas inspecciones técnicas en las instalaciones eléctricas de baja tensión por un Organismo de Control (OCA) en los siguientes casos: