calidad-del-aire

La calidad del aire en espacios cerrados, es un aspecto sobre el que debemos tomar conciencia,  y ya no solo por la crisis socio-sanitaria que estamos viviendo a causa del Covid-19. Dentro de todos los espacios cerrados de uso público, los garajes y aparcamientos  son zonas que requieren de una atención especial en cuanto a la ventilación, ya que en ellos se generan niveles elevados de contaminantes que son peligrosos para las personas y que deben extraerse de forma adecuada.

Para determinar si la calidad del aire en un garaje es la adecuada y cumple con la normativa sobre ventilación en aparcamientos y garajes, debemos acudir al Código Técnico de la Edificación, y más concretamente al Documento Básico sobre Salubridad en el que se fijan los objetivos básicos en cuanto a “Higiene, salud y protección del medio ambiente”.

Una correcta ventilación y renovación del aire interior es imprescindible, y más en estas zonas en las que se genera gran cantidad de gases y agentes contaminantes. Además, en caso de incendio estas zonas son especialmente críticas para la seguridad de las personas y también para el resto de vehículos o equipos. En el uso habitual de un aparcamiento se generan múltiples contaminantes que deben ser evacuados para garantizar la adecuada salubridad en el interior del recinto.

El término salubridad consiste en mantener a niveles aceptables la calidad del aire, y minimizando el riesgo de que los usuarios, dentro de los edificios y en condiciones normales de utilización, padezcan molestias o enfermedades, así como el riesgo de que los edificios se deterioren y de que deterioren el medio ambiente en su entorno inmediato, como consecuencia de las características de su proyecto, construcción, uso y mantenimiento.

La importancia de vigilar la calidad del aire

Los vehículos de combustión, en función del tipo de motor y combustible utilizado, producen gases de diferente composición, pero en todos los casos nocivos para las personas. Estos gases son peligrosos por la presencia de contaminantes, en primer lugar, pero también porque actúan disminuyendo el nivel de oxígeno disponible, lo cual puede generar en un lugar mal ventilado asfixia por falta de oxígeno.

Los equipos de ventilación instalados actúan introduciendo aire fresco del exterior y extrayendo el aire viciado y contaminado del aparcamiento, mejorando así la calidad del aire y garantizando su salubridad. Estos sistemas de  ventilación, tradicionalmente están basados en conductos y ventiladores.

¿Por qué se instalan sistemas de ventilación mecánica en estos espacios?

  • Garantizar una adecuada calidad del aire. Si este objetivo es una necesidad en cualquier espacio interior, en aquellos en los que se realizan actividades especialmente contaminantes o que generan altas concentraciones de sustancias tóxicas es imprescindible.
  • Establecer unos sistemas fiables de medición y control constante de los niveles de salubridad, en los que se analicen factores como la humedad o la concentración de partículas.
  • Evitar la propagación de patógenos que se podrían introducir por vía aérea.

La Norma UNE 100166/2019 sobre ventilación de aparcamientos recoge todas las exigencias requeridas para mantener la salubridad de estos espacios en lo que se refiere a eficiencia energética y ventilación.  

Desclasificación de garajes y aparcamientos

Actualmente, es requisito imprescindible el documento de desclasificación de garajes para la concesión de la licencia de funcionamiento, aunque es cierto que hace años no era necesario y en algunos garajes y aparcamientos comunitarios, sobre todo antiguos.

Si falta este documento, y pese a que en su momento no fuera necesario, se deberá realizar un informe actual de desclasificación para los garajes dada la posibilidad de riesgo que existe para las personas en el Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión (ITC BT-29) aparecen las prescripciones particulares para las instalaciones eléctricas de los locales con riesgo de incendio o explosión.

¿En qué consiste?

Existen una serie de requisitos del cableado y de los equipos eléctricos de extracción que se deben instalar en los emplazamientos como garajes, lugares que la normativa refleja como clasificados con riesgo, como también se hace en el Código Técnico de la Edificación y en varias normas UNE.

Se consideran de Clase I aquellos en los que hay o puede haber gases, vapores o nieblas en cantidad suficiente para producir atmósferas explosivas o inflamables; también se incluyen en esta clase los lugares en los que hay o puede haber líquidos inflamables. Los garajes y aparcamientos (excluidos los garajes de uso privado para  5 vehículos o menos) serían algunos de los lugares ubicados en este epígrafe. Son considerados como emplazamientos peligrosos (zonas ATEX – atmósferas explosivas), por lo que es necesario iniciar una serie de medidas para revertir esta situación y para legalizarla.

En la práctica, para evitar esa consideración de emplazamiento peligroso se debe demostrar que hay zonas en el garaje en donde la concentración de gases o líquidos inflamables es nula, algo posible si hay una demostrada renovación de aire que impida que se concentren dichas sustancias.

Si partimos de que según el CTE DB HS-3, todos los garajes deben tener obligatoriamente, ventilación natural y/o forzada, se debe demostrar que se dispone de una ventilación suficiente para desclasificar esa zona.

La desclasificación es un requisito para la legalización de su instalación

En el informe de desclasificación se justifica que, gracias a la extracción de aire existente para la ventilación del garaje, existen dos zonas: Una será el volumen de aire comprendido desde el suelo hasta una altura determinada, que se seguirá considerando zona peligrosa y, la otra desde esa altura hasta el techo que será la zona desclasificada en donde se considera que no habrá concentración de gases peligrosos, certificado por un técnico competente en la materia.

Expertos en desclasificación de Garajes en Madrid

Para realizar estos trabajos, Lasser cuenta con un departamento de ingeniería y un equipo especializado en trabajos de electricidad/protección contra incendio que le asegura obtener este documento de desclasificación, necesario para pasar su inspección periódica o para actualizar una instalación tras un cambio de importancia que afecte a los permisos de la instalación.

Si necesitas presupuesto en la Comunidad de Madrid para la obtención de este documento para tu garaje, ponte en contacto de forma gratuita con nuestro equipo en el 900 321 111 y descubre cómo te podemos ayudar.

Estudiaremos tu caso y elaboraremos un  presupuesto con las acciones principales tras analizar tu caso y el emplazamiento. Contacta sin compromiso a nuestros expertos o completa el siguiente formulario: