protección contra incendios en tu comunidad o vivienda

Las muertes provocadas por incendios en el hogar sigue siendo uno de los grandes problemas a combatir hoy en día. Sin ir más lejos, el año pasado, un total de 162 personas perdieron la vida por culpa de un incendio o explosión en su hogar, la mayor parte de ellas son hombres mayores de 65 años y niños que no llegan a los 12 años.


Esta cifra de siniestros supone un aumento del 22 por ciento respecto al año anterior, dato muy negativo, sin lugar a la duda. Según el informe elaborado por la Fundación Mapfre y la Asociación Profesional de Técnicos de Bomberos (APTB), los bomberos hicieron 125.774 intervenciones por incendios, lo que supone 14.226 menos que el año anterior. Pese al descenso de salidas, lo que no descendió fue el número de víctimas mortales, con 30 más que el año pasado. Los autores del estudio precisan que el índice de víctimas por millón de habitantes se sitúa en la actualidad en 3,48.

La mayor parte de esos fallecidos (102) fueron hombres, siendo las Islas Baleares el lugar dónde más siniestros hubo (7,25 víctimas por millón de habitantes), seguido de Asturias (5,71) y Murcia (5,45). De la misma forma, las comunidades que menos siniestros tuvieron fueron Galicia (1,09), Aragón (1,51) y Cantabria (1,70). Por su parte, Navarra y La Rioja no tuvieron ninguna víctima mortal.

Muertes casi diarias, con muy poco eco

¿Sabe que en España se produce, en hogares, una media de 40 incendios diarios? Entre las causas más frecuentes de incendios con víctimas mortales encontramos chimeneas, radiadores, braseros, entre otros. Los aparatos de tipo eléctrico se sitúan en segundo lugar, mientras que los cigarrillos se sitúan como la tercera causa más frecuente.

El informe indica que la mayor parte de dichas víctimas se produce por culpa de una intoxicación, ya sea por inhalar humo o producto de una explosión. Y como suele ser habitual, este tipo de incidentes se producen cuando llega la época del invierno y hay que instalar sistemas de calefacción.

Los usuarios de estos sistemas tienen dos formas de prevenir este tipo de accidentes: Prestando atención en no dejar aparatos eléctricos enchufados, apagar todos los sistemas de calefacción, y teniendo cuidado de las posibles emisiones de gas que se puedan producir. La otra opción, complementaria a la anterior, sería la de contar en su hogar y en su comunidad con los adecuados sistemas de protección frente a incendios, que aseguraría una rápida actuación en caso de incidente.

Un sencillo detector de humos puede ser un magnífico primer paso que puede salvarle la vida y que tiene un coste aproximado de 20 euros. El otro paso es proveer a su comunidad de extintores de acuerdo a la legislación actual, proporcionando un acceso rápido a este sistema de extinción que siempre debe situarse a menos de 15 metros de recorrido de cualquier zona de la planta del edificio.

En Lasser te daremos asesoramiento sobre los trámites para convertir tu comunidad en un lugar más seguro y salvaguardar lo más importante que tenemos: la vida y tu hogar frente a un posible incendio o para mantener todo ese equipo que te protege actualmente.

Para ello, puede ponerse en contacto con nuestra área de seguridad y estaremos encantados de resolver cualquier cuestión, a través del teléfono  902 327 111 o pulsando en el siguiente botón y completando el formulario de contacto.