carga-de-coches-electricos

Hoy queremos aclarar algunas de las dudas habituales sobre la carga de coches eléctricos o híbridos enchufables con las cuestiones más consultadas a nuestros especialistas en puntos de recarga.

Por lo general, todavía hay mucho desconocimiento sobre la tecnología que utilizan los coches eléctricos y, sobre todo, en relación con algunos aspectos que tienen que ver con su recarga.

Tanto si estás pensando en comprar uno, como si ya lo tienes, hay una serie de ideas instaladas en el imaginario colectivo. Muchas son erróneas y nos pueden disuadir a la hora de plantearnos la compra de uno de estos vehículos.

¿Cuánto cuesta recargar un coche eléctrico?

Suele ser la pregunta más frecuente y a la vez la más imprecisa de responder, puesto que depende de las fluctuaciones en los precios del kW/h, de la franja horaria en la que realicemos la carga (si es en punto de recarga doméstico) o si lo realizamos en una electrolinera.

Punto de recarga doméstico

Con los precios medios actuales del kWh de electricidad, recargar un coche eléctrico pequeño o compacto, con una batería de unos 30 kWh de capacidad, puede costar entre 2,5 y 3 euros con las tarifas más económicas, y en torno a 5 euros con las más caras. Es interesante, si vas a adquirir un coche eléctrico, informarte con los diferentes proveedores de electricidad y ver sus diferentes tipos de contrato, para aprovechar las “horas valle” en las que la electricidad es más barata.

Si trasladamos esto a coste por kilómetro, con esos 30 kWh un coche de tamaño pequeño/mediano puede recorrer en torno a 200 km. Hay que tener en cuenta, que al igual que sucede con un coche con motor de combustión, el consumo de un coche eléctrico también depende del tamaño y del peso.

Existen modelos con baterías de mayor capacidad, por eso es difícil en nuestro artículo cubrir todas las opciones, pero existen coches de hasta 100 KWh de capacidad, como por ejemplo los Tesla Model S o los Audi e-tron, por citar algunos.

 

sistemas-recarga-coche-electrico-en-madrid-instalacion-comunidades-chalets-empresas

Electrolineras

Es realmente el gran desafío pendiente: sustituir los sistemas de distribución de combustibles fósiles y cambiarlos por sistemas de suministro eléctrico equiparables y se espera que en los próximos años convivan ambos sistemas en el mercado de forma acompasada a la venta de coches eléctricos o híbridos.

El precio medio en las electrolineras se mantiene en torno a los 0,50 euros por kWh recargado, aunque hay variaciones dependiendo de cada establecimiento. Así, una recarga de 40 kWh nos saldría por unos 20 euros.

¿Cómo encuentro una estación de carga pública?

A la velocidad con la que está previsto que se vendan en los próximos años los coches eléctricos e híbridos enchufables, todo nos va a parecer poco. Como decimos líneas más arriba, queda mucho camino por recorrer para que este servicio esté ampliamente extendido.

En España, por ejemplo, existen unas 2.900 estaciones de carga pública con potencias de 11 kW o superior. Esto nos coloca como uno de los países europeos con menos puntos de carga en Europa.

La cifra sube hasta más de 12.000 si incluimos los puntos privados en zonas hoteleras o restaurantes, pero en estos casos no son postes de libre utilización. Casi la mitad de las estaciones de carga públicas se concentran en Madrid y en Barcelona.

En webs o apps como electromaps puedes consultar fácilmente los puntos de carga a la hora de planificar un recorrido. La mayoría de los coches eléctricos de nueva generación incluyen también la posibilidad de instalar un navegador inteligente, que tiene en cuenta la autonomía restante y las estaciones de carga cercanas durante la ruta.

¿Cargar un coche eléctrico mientras llueve es seguro?

Otro falso mito que se creó con los primeros coches eléctricos es el de si era posible o no recargarlos con seguridad en postes al aire libre en situaciones climatológicas adversas, como puede ser la lluvia.

La realidad es que es seguro. Todo está preparado, tanto el vehículo como la estación de carga y las conexiones, para que el proceso pueda realizarse incluso aunque esté diluviando.

Los fabricantes ya trabajan en sistemas de carga por inducción en los que no será necesario conectar físicamente el vehículo al poste de recarga, bastará con estacionarlo en una plaza de aparcamiento que contará con una placa de inducción en el suelo. Y también estos sistemas están preparados para ser compatibles con la lluvia.

¿Cuánto dura la batería de un coche eléctrico?

Una de las preocupaciones principales de los usuarios de los coches eléctricos es la batería. Si ya en los dispositivos móviles habituales, como los teléfonos móviles o los ordenadores portátiles, vemos cómo disminuye su rendimiento con el uso, ¿sucederá lo mismo si me compro un coche eléctrico?

La respuesta es afirmativa. Una batería disminuye su rendimiento con los ciclos de carga. Por ello, en la actualidad los fabricantes de coches eléctricos suelen ofrecer una garantía para la batería en torno a  los 3.000 ciclos de carga completos, o aproximadamente los 8 años de vida útil si se recarga diariamente.

También es importante hacer una gestión adecuada de la batería, realizando las prácticas recomendadas por los fabricantes para extender su vida útil y evitar errores. En algunos modelos es interesante que se vacíen complemente cada cierto tiempo para que se reajusten sus componentes. Esto, claro, habría que hacerlo en nuestro hogar, no es necesario que nos quedemos tirados.

8 años o 160.000km son los marcados como la vida útil

Muchos fabricantes hablan de límite teóricos de kilómetros, que puede llegar a alcanzar los 200.000 km, pero que habitualmente se fija en 160.000 km. Pero ojo, esto no quiere decir que llegado a ese tiempo o a ese kilometraje haya que sustituir la batería, será necesario revisar su estado y valorarlo.

En esos 3.000 ciclos estimados (unos 8 años de cargas diarias) o 160.000 km se garantiza cualquier posible avería o pérdida de rendimiento de la batería que supere un porcentaje determinado; normalmente hablamos de entre un 25% y un 30%. Superados esos años o kilómetros, la batería de un coche eléctrico puede haber perdido un 30% de rendimiento, pero el coche sigue estando operativo. Siempre se podrán sustituir celdas en lugar de toda la batería y hacer arreglos parciales más económicos.

La vida útil de la batería depende mucho de una serie de factores de utilización, tipo de conducción, de la forma en la que se realiza la recarga y de las condiciones climatológicas bajo las que se utiliza el vehículo.

¿Se puede recargar un coche eléctrico en una toma doméstica?

Sí, pero se trata de la opción de carga más lenta y la menos recomendable. Debido a las características del flujo de energía eléctrica destinada al consumo doméstico de 16 amperios y 230V, la potencia ofrecida desde un enchufe corriente monofásico, de tipo schuko, es de tan solo 3,7 kW.

Ahora bien, tanto por consumo como por potencia demandada podemos tener que variar la potencia contratada en casa o ver qué opciones de tarifas se ajustan a nuestras necesidades. Los cambios de potencia contratada se pagan aparte, aunque hasta mayo de 2022 se podrán hacer dos cambios de potencia gratuitos.

Será muy lento pero te puede salvar de un aprieto

Esto supone que, dependiendo de la capacidad de almacenamiento de un coche eléctrico, el tiempo destinado para su recarga pudiera oscilar entre 6 y 12 horas, según el volumen energético a recargar, aunque lo más habitual es entre 5 y 8 horas.

Es por esta cantidad de tiempo a invertir que es el tipo de recarga que suele recomendarse que se haga durante la noche, además, aprovechando las tarifas y costes energéticos más económicos, debido a la baja demanda de electricidad de esas horas.

Puntos de recarga de pared, la mejor solución

En monofásico en límite de potencia se encuentra en 7,4 KW. En caso de contar con corriente trifásica de 16A y 400V la potencia máxima asciende a 11 kW y el tiempo se reduce hasta, aproximadamente, de 2-3 horas en coches de poca capacidad y hasta 8 horas en coches de la más alta capacidad.

Debido al elevado tiempo invertido y a que las tomas de electricidad domésticas no fueron diseñadas para este tipo de recargas prolongadas y de una considerable demanda energética, no se recomienda la recarga de coches eléctricos si no es mediante el uso de un cargador específico de tipo wallbox.

 

vestel-EVC04-cargador-electrico-movelco-carga-de-coches-electricos

Tu recarga, mejor en un punto de carga Vestel

En Lasser te ofrecemos las soluciones de carga de coches eléctricos en Madrid más adecuadas para ti. Además, contamos con los mejores instaladores, formados y cualificados para instalar tu punto de recarga rápidamente y de manera sencilla.

Los puntos de recarga de pared son los más recomendados  por nuestros expertos instaladores y permiten recargar de forma segura cualquier tipo de coche eléctrico o híbrido enchufable. Se trata de cargadores que se instalan mediante anclajes en la pared del garaje, ya sea privado o unifamiliar o garaje comunitario.

Nos encargamos de suministrar un cargador de calidad, como es la gama de VESTEL, que se adaptan a la perfección a lo que esperar de un cargador eléctrico, fiabilidad y sencillez en el caso del BASIC y lo mismo más un display informativo y la capacidad de conectarlo a tu móvil con el modelo SMART.

¿Cuánto tarda en recargarse la batería de un coche eléctrico?

Depende mucho de la capacidad de la batería y, sobre todo, del tipo de carga utilizado. Un enchufe doméstico podría ser suficiente para recargar un híbrido enchufable por la noche, pero no es una solución adecuada para un coche 100% eléctrico, pues los tiempos de carga serán largos.

La cosa cambia si utilizas un cargador tipo wallbox, opción que deberás contemplar sí o sí en el caso de que te decidas por un coche eléctrico.

No sólo se disminuyen drásticamente los tiempos de carga (ojo, deberás contratar la potencia adecuada con tu proveedor de energía eléctrica), sino que evitas sobrecarga en la instalación, y podrás beneficiarte, en los casos de wallbox inteligentes, de opciones de recarga a remota.

 

Drive Green es la aplicación móvil diseñada por Vestel para configurar, controlar y monitorear la carga de tu vehículo eléctrico. (SOLO COMPATIBLE con modelo SMART).

drive-green-logo carga-de-coches-electricos

 

A modo de ejemplo, estos son los tiempos de carga de un coche con batería de 52 kWh:

  • Punto de recarga en el domicilio tipo wallbox (Vestel monofásico): alrededor de 9 horas (¡Imagínate sin wallbox!)
  • Recarga en poste público a 11 kW: unas 2 horas para conseguir 120 km de autonomía, alrededor de 6 horas para una carga completa.
  • Carga rápida a 50 kW: recuperas 150 km de autonomía en 30 minutos, carga completa en aproximadamente dos horas.

Instalación de puntos de recarga de coche eléctrico en Madrid

Realizamos la instalación del punto de recarga en tu garaje privado o en el lugar que lo necesites. Ponemos en marcha el equipo y con nuestros mantenimientos nos aseguramos que siempre funcione correctamente cumpliendo todos los requerimientos que exige la ITC-BT52, la normativa específica para la instalación de puntos de recarga.

Asesoramiento y gestión de ayudas públicas MOVES

Te ofrecemos asesoramiento e instalación integral, para optimizar las necesidades de recarga de tus vehículos en cualquier ubicación sin que tu tengas que preocuparte de nada. Además te ayudamos con la gestión de ayudas de los planes MOVES.

Contacta gratis con nuestro equipo para recibir asesoramiento para la instalación de puntos de carga de coches eléctricos en Madrid. Llámanos al 900 321 111 o rellenando el siguiente formulario.