placas-solares-fotovoltaicas

Las placas fotovoltaicas tienen cada día más protagonismo en nuestras vidas. La transición energética está fomentando el uso de energías alternativas que ayudan a bajar la huella de carbono y para ahorrarnos dinero en la factura de la luz. En este artículo resolvemos todas tus dudas acerca de la instalación de placas solares fotovoltaicas en comunidades de vecinos.

¿Qué son y cómo funcionan las placas solares fotovoltaicas?

Las placas solares fotovoltaicas son un elemento de ahorro que se adapta tanto a hogares como a la industrias, por lo que muy diferentes tipos de cliente pueden verse muy beneficiados, con lógicos cambios en cada tipo de instalación.

Su funcionamiento puede parecer complicado, pero en realidad no son más que dispositivos formados por celdas fotovoltaicas, cuya principal función es transformar la energía solar en energía eléctrica.

Las celdas fotovoltaicas captan los fotones del sol y gracias al material semiconductor del cual están hechas, el silicio, transforman los fotones en electrones.

Una placa solar se compone de una serie de células fotovoltaicas,  que gracias a la radiación solar generan una carga eléctrica. Es común agruparlos en paneles para que el voltaje se ajuste a un sistema de corriente continua (CC) utilizable.

La corriente generada por las placas solares es continua, por lo que se tiene que transformar en corriente alterna a través de un inversor solar, puesto que la mayoría de la energía consumida en el día a día es alterna. Se debe tener en cuenta que el voltaje proporcionado es siempre bastante regular y lineal, sin embargo, la corriente suministrada depende de la intensidad de la luz.

Por tanto, el rendimiento que proporciona un panel solar dependerá en gran medida de lo potente que sea la luz recibida, siendo diferente según la hora del día y época del año.

Tipos de placas fotovoltaicas

Las placas solares pueden ser de varios tipos:

  • Monocristalinas
  • Policristalinas
  • Amorfas

De todos los tipos de placas solares fotovoltaicas, los módulos de mayor calidad son los monocristalinos. Estos están formados por celdas compuestas por un solo cristal de silicio, lo que ofrece un mayor grado de eficiencia (aproximadamente un 5% más), funcionan mejor en entornos con menor exposición a luz solar o días nublados.

En el otro extremo, los amorfos son los menos recomendados, ya que la tecnología que usan es más antigua y el rendimiento de las placas es inferior.

placas-solares-fotovoltaicas

¿Por qué las placas solares fotovoltaicas son rentables en España?

España es uno de los países con más radiación solar de toda Europa. Incluso en el norte de la península, donde las horas de sol son inferiores al resto, tenemos suficiente radiación solar como para poder ahorrar con una instalación de placas solares fotovoltaica. Aún así, en otros países del norte de Europa, como Alemania, el número de instalaciones fotovoltaicas es muy superior al de nuestro país, pese a que sus horas de sol son muy inferiores a las de España.

Afortunadamente, esta tendencia está cambiando gracias a los avances en la tecnología que hacen que los paneles solares sean ahora más eficientes que nunca y gracias a las diferentes ayudas económicas que propone cada Comunidad Autónoma para que la instalación sea más asequible.

¿En qué consiste el autoconsumo eléctrico?

Se trata de producir energía -ya sea de forma individual o en comunidad- para el consumo propio gracias a la utilización de energía solar (u otro tipo de energía renovable, aunque en este artículo nos dedicaremos a la fotovoltaica) a fin de ahorrar o de ser incluso autosuficiente.

¿Qué ventajas tiene?

Se trata de un recurso natural, y por tanto infinito, gratuito y limpio. No contamina y además puede reducir la factura de la luz hasta en un 30%. Teniendo en cuenta que el precio de la luz cada vez más tiende más al alza, no es extraño que muchas comunidades de vecinos estén optando por esta alternativa y quieran un estudio energético en relación a la instalación de placas fotovoltaicas con baterías.

En el caso de contar con baterías externas que acumulen la energía diurna para utilizar por la noche, podría reducirse hasta en un 70% la factura mensual de los usuarios. Son un elemento con un coste elevado pero necesario para dar flexibilidad a los vecinos en estos proyectos de ahorro.

Los usos que tienen las placas solares  en una comunidad de vecinos son múltiples, por mencionar algunos, además de los privativos de cada usuario:

  • Herramientas y máquinas de limpieza, riegos…
  • Iluminación y alumbrado
  • Aire acondicionado o calefacción eléctrica
  • Piscina comunitaria
  • Puertas automáticas
  • Ascensores
  • Portero y antena

Se podría afirmar que la energía solar es la energía del futuro, debido a su nulo impacto en el medio ambiente, a diferencia de las obtenidas de fuentes no renovables como el carbón o el petróleo, en un país como España con una mayoría de días de sol al año.

Instalación de placas solares en una comunidad de vecinos

A raíz del Real Decreto 244/2019 según el cual queda regulado el autoconsumo compartido, se da el escenario idóneo para impulsar una transición energética.

Esta regulación es el primer paso para que las comunidades de vecinos puedan elegir reducir su factura de la luz además de contribuir a la protección del medio ambiente; generando y consumiendo su propia energía renovable. No obstante, sobre el papel es mucho más fácil de plantear que convertirlo en una realidad.

Cuando un vecino de un bloque de pisos decide apostar por la energía solar para el autoconsumo en su vivienda, ¿cuáles son los pasos debería seguir a continuación?, ¿por dónde tendría que empezar?, ¿tendría que convencer a la totalidad de los vecinos de la comunidad?

paneles-solares-fotovoltaicos-3

Placas solares fotovoltaicas en una comunidad de vecinos. ¿Es posible?

La primera pregunta que debemos hacernos es si se puede realizar una instalación de placas solares en la azotea de nuestro bloque de vecinos. No en todas las azoteas se puede, tanto por espacio como por ubicación, ya que el lugar idóneo para su instalación sería el lugar donde los rayos de sol incidan verticalmente y durante más tiempo.

Si no se dan estas características, tampoco desesperes, hay otras soluciones amparadas por la ley:

  • Se podrían instalar en un edificio contiguo, dentro de un radio de 500 m.
  • Compartir 14 dígitos de la referencia catastral, donde la instalación se realizaría también en un edificio vecino.

Como ves, las opciones son diversas, pero aún queda lo más importante, debatir y poner de acuerdo a los vecinos.

Convencer a tus vecinos para instalar placas solares en tu bloque

Con frecuencia no es un proceso rápido, como muchos que impliquen a todos en la comunidad ya que son muchas personas las que han de ponerse de acuerdo. Para la toma de este tipo de decisiones y pasar a la acción, es necesario que como mínimo, un tercio de los integrantes de la comunidad de vecinos estén de acuerdo, lo que puede ser sumamente complicado.

Además un año después del inicio de la pandemia, las comunidades han tenido otro aspecto que ha retrasado su gestión. Debido a la situación excepcional que estamos viviendo, las reuniones de vecinos no han sido posibles. Aunque bien es cierto que La Comisión de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana del Congreso de los Diputados aprobó el pasado 25 de marzo la proposición no de ley (PNL) para dar validez a las juntas de las comunidades de propietarios celebradas de forma telemática.

Otra de las cuestiones que también ralentizan el desarrollo de este tipo de instalaciones fotovoltaicas es la solicitud de una licencia de obra, con todos los trámites que conlleva. Desde el Colegio de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid) se suman a la reivindicación de la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) para que se elimine la licencia de obras en la Comunidad de Madrid como ya han hecho otras comunidades autónomas. Dicha licencia es un método de control de las instalaciones de este tipo, que se podría sustituir con la obligación de notificar la instalación a la Comunidad Autónoma.

Subvenciones para instalar placas solares en Madrid

La instalación de paneles solares en tu vivienda es una inversión por más de 25 años, lo que explica su alta rentabilidad. Además, gracias a las ayudas económicas de tu Comunidad Autónoma puedes reducir significativamente la inversión necesaria, ya que estas pueden llegar a cubrir hasta el 50% de la inversión dependiendo de la región donde vivas.

El pasado 21 de enero, se publicó en el BOCM la Orden de 17 de diciembre de 2020, de la Consejería de Economía, Empleo y Competitividad, por la que se aprueba el Plan Estratégico de Subvenciones relativo a la concesión directa de ayudas para promoción del autoconsumo energético renovable y sostenible en la Comunidad de Madrid.

Pero incluso sin estas ayudas, la rentabilidad de unas placas solares es alta por el mero hecho de que la energía se autoconsume. Las  viviendas que optan por autoconsumir pueden notar una bajada en la factura de la luz de hasta un 50%.

El ahorro está dado por el autoconsumo de energía durante el día. También se puede obtener una compensación para los excedentes vertidos a la red, pero  esto no es un negocio, sino una ayuda a la amortización de la inversión.

Lasser, tu instalador de placas solares

La instalación es una labor especializada y, por lo tanto, es imprescindible contar con un instalador experto y certificado en electricidad que tenga experiencia en cómo se instalan las placas solares.

A grandes rasgos, una instalación de placas fotovoltaicas se desarrolla en:

  • Montar la estructura de soporte de la instalación
  • Fijar de la estructura y de los paneles
  • Conectar al inversor eléctrico

Para tener una instalación fotovoltaica funcional y legal es necesario obtener una memoria técnica por parte del instalador certificado, así como todos los permisos necesarios.

Los tramites para implantar una solución de autoconsumo fotovoltaico en la Comunidad de Madrid son los siguientes:

  • Diseño del sistema de la instalación.
  • Solicitar el permiso de acceso y conexión a la distribuidora eléctrica.
  • Solicitar la licencia de obra e impuestos (ICIO y tasa urbanística).
  • En casos muy puntuales se debe tener una autorización ambiental y de utilidad pública (esto ocurre en los accesos de edificios protegidos).
  • Además, quedan exentas de permisos de acceso y conexión las instalaciones de autoconsumo aislado, así como aquellas con excedentes con una potencia por debajo de 15 kW y ubicadas en suelo urbanizado. Estas instalaciones únicamente deberán notificar la instalación en su correspondiente Comunidad Autónoma.

En Lasser te asesoramos durante todo el proceso previo y durante la instalación para que su implantación sea lo más sencilla posible para la comunidad. Consulta a nuestros expertos en el 900 321 111 o solicita más información pulsando sobre el siguiente botón.