por-que-no-deberias-de-conectarte-a-wifi-en-lugares-publicos

Cada vez que vemos la señal de WiFi gratis en algún espacio público, nos alegramos de la disponibilidad, de poder chatear con nuestros conocidos o ver las últimas fotos en nuestras redes sociales, con el añadido de no consumiremos nuestros propios datos. Te enseñamos porque es un grave error que puede salir muy caro conectarte a Wifi en lugares públicos.

Lo primero que debemos hacer cuando encontramos wifi gratis es desconfiar. Recuerda que tus dispositivos guardan información privada y no hay que dejar ningún acceso libre a ella, por lo que te aconsejamos que no te conectes a redes abiertas, aunque sean de restaurantes, centros… aunque sean reconocidos.

Todas tus fotos, documentos privados, números de tarjetas y mucho más pueden ser robados en tan solo cuestión de segundos al conectarnos a una red WiFi pública. No conocemos quien la administra, ni si toma medidas de seguridad adecuadas frente a hackers o virus.

Cada vez que te conectes a una red abierta, piensa en que el robo de datos transmitidos, de datos almacenados, la infección de los dispositivos o la acción de equipos intermediarios malintencionados son un posibilidad.

Cuando hagas uso de estas conexiones, no visualices tu correo, no consultes cuentas bancarias o hagas gestiones donde el tráfico de datos sea importante. Todas esas operaciones quedan expuestas en esas redes WiFi públicas, las cuales sufren distintos tipos de ataques y riesgos de seguridad que amenazan tu privacidad.

Tipos de ataques en redes Wifi Públicas

  • Man in the Middle (MitM): el ciberatacante se cuela entre tus dispositivos y el otro extremo, aprovechando la trasnferencia de datos, lee todos los datos que transmitas.
  • Redes no cifradas: Los routers no suelen tener activados la opción de cifrado de los puntos de acceso para la realización de transferencias, quedando nuevamente accesible toda la comunicación que realices.
  • Malware: Estas redes son tan accesibles que pueden infiltrar malware directamente a nuestros sistemas.
  • Snooping y sniffers: Son similares al MitM. Hacen posible que puedan descubrir contraseñas y claves para entrar en redes sociales, páginas con tu usuario o sistema bancario.
  • Redes WiFi públicas falsas: Aunque estés es un sitio público conocido y su red wifi lleve su nombre, piensa que quizás no sean ellos, sino redes falsas para infiltrarse y acceder a tu sistema.

¿Cómo estar más seguro en una red WiFi?

  • Nunca intercambiar información privada en redes no confiables.
  • Tener instalado y habilitado un cortafuegos que no permita las conexiones entrantes a nuestro equipo por parte de otros usuarios de la red.
  • Instalar sistemas antivirus que identifiquen y detengan software malintencionado.
  • Parches de seguridad para evitar que atacantes se aprovechen de fallos de seguridad.
  • Mantén actualizadas todas las versiones del software del fabricante.
  • Desactiva la sincronización.
  • Siempre que salgas de la zona wifi de confianza, desactiva la opción de wifi para que no detecte y se conecte a wifi indeseadas.
  • Limpia la lista de puntos de acceso memorizados.

Si además te conectas desde una red no segura, ten en cuenta:

  • Para una conexión más segura que siempre esté cifrada (en URLs del tipo HTTPS)
  • Accede a una red con seguridad WPA o WPA2. Las redes abiertas y con seguridad WEP son inseguras.
  • No iniciar sesión (usuario/contraseña) en ningún servicio

Recuerda que no es el Wifi de tu casa y no puedes navegar tranquilamente. Desconfía del Wifi gratis y protege tu información. Y si necesitas más asesoramiento en redes para tu empresa, llámanos y consulta nuestras soluciones de redes y seguridad para empresas en el 900 321 111.