jorge-fernandez-diaz-seguridad-congreso-ley-reglamento

El Ministerio del Interior ha recibido más de 50 documentos con propuestas para el futuro reglamento de la Ley de Seguridad Privada, aprobada el pasado mes de marzo, y la Policía y la Guardia Civil ya están preparando un primer borrador de ese desarrollo reglamentario de la norma.

Lo ha dado a conocer el ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, en la inauguración del III Congreso Nacional de Seguridad Privada que se celebra hoy en la Feria de Madrid IFEMA bajo el lema «Comprometidos con el futuro» y que supone el gran escaparate del sector.

Tanto el ministro como Ángel Córdoba, presidente de la patronal de las empresas de seguridad (Aproser) y también presidente del Congreso, han elogiado la nueva Ley de Seguridad Privada y han coincidido en la importancia que tendrá su futuro desarrollo reglamentario. El Ministerio ya habría recibido más de cincuenta documentos con propuestas para ese desarrollo reglamentario y se han mantenido según ha anunciado el responsable de la cartera más de treinta reuniones previas con el sector.

Paralelamente a estos contactos, la Unidad Central de Seguridad Privada de la Policía Nacional y la Unidad de Protección y Seguridad de la Guardia Civil llevan a cabo los trabajos previos para redactar el primer borrador.

El ministro ha recordado que la seguridad pública es una competencia exclusiva del Estado y la desarrollan los cuerpos y fuerzas de seguridad, pero encuentra en la seguridad privada con un refuerzo, según establece la nueva ley.

La Ley de Seguridad Privada aumenta las competencias de los vigilantes, aunque con límites, y regula un sector en auge bajo los principios de complementariedad y subordinación a la seguridad pública. Se ha puesto de manifiesto el peso fundamental en el PIB que tiene el sector, que aglutina a profesionales muy cualificados que actualmente desempeñan su trabajo en lugares estratégicos como aeropuertos.

Los datos del sector así lo atestiguan: 1.521 empresas de seguridad privada activas, 1.350 despachos de detectives, 1.068 centros de formación y el sector suma una facturación anual directa de 4.000 millones de euros, según las cifras ofrecidas por el Ministro del Interior.