alarma-anti-okupas-contra-ocupaciones-madrid-expertos-seguridad-consejos

Los meses de confinamiento han provocado que muchos propietarios no fueran a sus segundas residencias o viviendas vacías para comprobar su estado o incluso alquilarla durante algún periodo a turistas. Esto ha provocado un repunte de las okupaciones a tenor de los datos de justicia. ¿Son las alarmas el método anti-okupas definitivo? Su uso puede ser la diferencia entre un susto o una pesadilla.

Existe una cierta alarma en la población con las continuas noticias sobre la okupación ilegal de inmuebles, que ha llevado a que muchos dueños opten por acudir a empresas de seguridad para instalar alarmas, sobre todo en segundas residencias.

Las ocupaciones provocan cuantiosos daños en las viviendas y sus alrededores, además de ruidos, robos y estrés en la vecindad, gastos en los suministros, además de unos gastos judiciales considerables de un proceso que suele durar 6-8 meses en los casos más favorables. A esto hay que sumar las perdidas que genera el no poder alquilarlo si ese era su fin.

Instalar un sistema de alarma es una importante decisión que debe ser evaluada por el propietario como una inversión, ya que los costes como resultado de una ocupación serán mayores, sin contar el coste emocional que implica.

Los trámites por okupación ilegal de una vivienda en los juzgados de primera instancia de España han crecido un 60,7% en el primer trimestre del año

La principal problemática es que la legislación, que ya ha recibido alguna actualización reciente, es estudiada por una grupo de “profesionales y mafias” de este método de estafa y apropiación, aprovechando los resquicios que algunas garantías que nuestra legislación presenta para otras situaciones, y que son aprovechadas por estos “expertos”.

Ante este panorama que los legisladores deberán solucionar en el futuro, como expertos en seguridad solo queda estudiar la situación y ver con qué herramientas cuentan los propietarios de las viviendas. En este sentido, la prevención es mucho más efectiva que la toma de medidas posteriores, y un sistema de alarma es la mejor solución.

 

 

La rapidez en la actuación, clave para solución

El tiempo y las pruebas para clarificar la situación son clave en este proceso. Instalar una alarma supondrá el desalojo inmediato ante un caso de ocupación, ya que la rapidez con la que se actúa es clave para revertir la situación por vía policial y no judicial.

Tener instalada un sistema de alarma y e indicarlo debidamente para hacerlo bien visible suponen de por sí un método disuasorio que desanimará a la mayoría de los okupas incluso a intentar allanar la propiedad, ya que siempre preferirán una vivienda que esté desprotegida.

Las primeras 48 horas son clave para frenar la okupación

En caso de allanamiento de nuestra propiedad por parte de los okupas, por el simple hecho de contar con una alarma, el método de desalojo será mucho más sencillo porque el tipo delictivo será otro hasta pasadas 48 horas, u tiempo suficiente para que actúen las fuerzas y cuerpos de seguridad.

Con este equipo, siempre hablaríamos de un allanamiento de morada y no usurpación u otros tipos que terminarán en los juzgados con el proceso que puede alargarse hasta los dos años. Un reciente cambio en la legislación perseguía una actuación más rápida y ágil, pero el retraso en los juzgados provocado por la pandemia ha vuelto a retrasar los plazos.

Los procesos de desalojo ante una ocupación tienen un procedimiento concreto que tiene que pasar inevitablemente por el juzgado, dura entre ocho meses y dos años y suponen un gasto a los propietarios que con frecuencia es superior a 2.000€, además del enorme coste de tiempo y emocional que generalmente provoca esta situación.

¿Qué criterios debo tener en cuenta para contratar una alarma anti okupas?

Es fácil creer que solo el precio debe ser la variable para decidir cuál contratar. No obstante este no debería ser un criterio decisivo ya que las alarmas más baratas, las conocidas como alarmas sin cuotas no protegen contra una ocupación, ya que llamar a la policía directamente puede acarrear costes por intervención o problemas legales.

Por supuesto, la otra opción de tratar de solucionar el problema por nuestra cuenta puede ser incluso más lesivo para nuestra seguridad física y legal. En todo caso, la policía debe realizar la intervención, no nosotros.

Profesionalidad técnica y personal

El paso principal es la verificación y los protocolos aplicados por la empresa de seguridad en función de la legislación actual. Las alarmas que permiten el desalojo inmediato de los okupas son las que se contratan por medio de una empresa de seguridad y una conexión a Central Receptora. Otro aspecto muy importante es que el mantenimiento técnico sea siempre el adecuado y que la empresa nos garantice el correcto funcionamiento del sistema, ya que si fallara no valdría de nada.

Este es un aspecto diferenciador de nuestro departamento técnico y de asesorameinto, por su sobrada experiencia, profesionalidad y continuidad en la empresa. Nuestros técnicos son profesionales con estabilidad laboral y formación continua, de total confianza para el cliente, algo que no puede ser reproducido en otras empresas de mayor tamaño.

 

 

No todas las alarmas son iguales

En el mercado existen muchas opciones, desde las ofrecidas por las empresa más publicitadas y extendidas a empresas muy pequeñas, algunas de ellas sin incluso homologación de seguridad. Las más extendidas también son las más conocidas por los amigos de lo ajeno, además de contar con personal de alta rotación que además de vender, puede llegar a instalarte el equipo… no es lo ideal.

Otro aspecto a tener en cuenta es la configuración de la alarma y su instalación. Elegir  los elementos de seguridad más indicados para nuestro hogar, segunda residencia o local comercial, es de especial importancia si se teme que nuestra propiedad pueda ser ocupada. Un buen sistema de alarma debe combinar varios de ellos para poder ser considerado como seguro y cumplir con su función cuando llegue el momento.

 

banner-gama-beprotect-opciones-alarma-hogar

Kits de alarma BeProtect y alarmas a medida

Nuestros sistemas de kit de alarma Beprotect cumplen con estos estándares de equipo y calidad y suponen una capa de seguridad suficiente en la mayoría de casos, en función de posibles accesos a nuestra vivienda. Nuestros asesores de seguridad pueden guiarle por el proceso, explicarle las diferencias entre los equipos y ayudarle a tomar la mejor decisión.

Lo habitual es requerir electricidad para su funcionamiento pero nuestro expertos disponen de sistemas de alimentación autónoma de larga duración que garantizan un total cobertura sin necesidad de tener contratada y activa la luz de la vivienda.

En Lasser también contamos con otra gama de alarmas, equipos a medida, al ser instaladores de grandes fabricantes especialistas que cuentan con gamas adaptadas a cada circunstancia y vivienda, con sistemas de comunicación triple (añade la vía cableada), sensores de calidad superior con funciones programadas y múltiples tecnologías, sensores de inundación, gas, calor, movimiento, integración con tecnologías domóticas o protección contra incendio… las posibilidades son casi infinitas. Son una amenaza para el delincuente porque no sabe lo que le espera.

 

 

Videovigilancia

Es un método adecuado de verificación del salto de alarma y supone un testimonio verídico de que ha habido allanamiento, de prueba si se llegara a juicio. Se está imponiendo en el mercado la combinación de los sensores de movimiento con las cámaras. Los kit suelen integrar estos sistemas y los sensores de movimiento. En caso de incidencia, capturan con imágenes qué está ocurriendo.

Detectores de movimiento

Han sido los “ojos” de los sistemas de intrusión desde hace décadas y siguen modernizándose y mejorando. Se activan con el movimiento o con la presencia de un objeto animado que cumpla ciertos parámetros, en función de la tecnología. Está conectado con el panel de control de la alarma que las envía a la Central Receptora de Alarmas.

Detector magnético

Los detectores magnéticos se colocan en puertas y ventanas y detectan cualquier apertura o vibración fuerte. De esta manera, podemos decir que incluso antes de la entrada de los ladrones u okupas, ya estarán activando este sensor de alarma, ganándose unos segundos de gran importancia en todo tipo de intrusión y aviso a Policia.

Detector perimetral

Estos sensores se colocan en el exterior de las propiedades, especialmente cuando hay jardín o patio trasero, pero también en terrazas y porches, y detectan cualquier movimiento en el alcance de su haz de microondas o otras tecnologías, con un efecto anticipador a la intrusión y ocupación.

Generadores de Niebla

Son una contramedida que pretende entorpecer la actuación de los intrusos y retrasar sus movimientos o impedirlos con una niebla artificial muy densa que cubre una habitación en segundos. Suelen estar más orientados a negocios, por el hecho de impedir robos, pero si queremos disuadir de otras maneras. Minimiza el hurto en caso de intrusión.

 

ladrones-parque-conde-orgaz-seguridad

Medidas complementarias para evitar la ocupación de un vivienda

Si bien la preferencia de los okupas son los pisos vacíos de las entidades bancarias, cualquier vivienda puede ser susceptible de ocupación sean cuales sean sus circunstancias. Si la alarma, como te hemos comentado en el artículo, es la principal opción, nunca está de más complementar su acción con estas otras opciones, para conseguir el efecto más adecuado de disuasión y prevención.

Cartel de “Se vende” o “Se alquila”

Hace unos años era el mejor método si querías publicidad, pero si tienes una vivienda que alquilas y te quedas sin inquilino, evita estos carteles que informan de la situación a tus clientes pero también a estas bandas organizadas.

Anuncios detallados en webs de pisos

No indicar direcciones exactas en webs de alquiler o venta. Las web de alquiler y venta de viviendas más conocidas son públicas y constituyen una gran base de datos de objetivos para okupar si son demasiado detallados. Aunque tengas que indicar la zona e incluso la calle, evita poner el número y piso exacto para evitar allanamientos.

Simular la presencia en casa

Es importante no hacer evidente que la casa está vacía. Recoger el correo a menudo, desviar las llamadas de teléfono o incluso del portero (otra vía en la que te podemos ayudar) a nuestro móvil, subir y bajar persianas a diario. Existen enchufes inteligentes con los que puedes programar ciertas horas para que una lámpara se encienda y se apague, para simular esta presencia.

Puerta blindada/acorazada

Las puertas blindadas son un gran complemento para las alarmas, ya que su apertura es muchísimo más complicada que cualquier puerta normal.  Las acorzadas son aún más resistentes y serán una barrera mejor. En otra liga juegan las puertas de seguridad específicas anti-ocupación, pero indican a las claras el tipo de piso en el que se ponen, por lo que solo se recomiendan en lugares muy problemáticos y con alto riesgo de ocupación.

Ventanas anti rotura/barrotes

Especialmente interesante para casas bajas o primeros con cristaleras. Las ventanas son puntos muy vulnerables de la vivienda y contar con cristales especiales dificulta el acceso. Otra opción es la de poner barras en las ventanas, algo que no es el del gusto de todos pero sin duda efectivo a la hora de disuadir.

Ayuda de vecinos y familiares

Es una acción muy efectiva para simular la presencia y hacer acto de presencia en ciertos momentos. Los vecinos o familiares son de ayuda para ahuyentar la cargo de nuestra casa de vacaciones o para que cuiden de nuestra vivienda mientas estamos de vacaciones.

Expertos en alarmas contra okupas en Madrid

Si vives o tienes tu vivienda en la Comunidad de Madrid o alrededores, te atenderemos encantados, dándote asesoramiento y presupuesto para tu sistema de alarma para evitar la acción de okupas. Llama al 900 321 111 o completa el siguiente formulario: