,

Medidas de Protección Contra Incendios en residencias de ancianos

medidas-pci-residencia-ancianos-blog

La seguridad contra incendios en residencias de ancianos es de vital importancia para garantizar el bienestar y la protección de los residentes vulnerables. La combinación de factores como la movilidad reducida y posibles dificultades cognitivas de los residentes hace que la planificación y ejecución de estrategias de prevención y respuesta ante incendios adquieran una relevancia especial. En este artículo explicaremos las principales medidas de protección contra incendios en residencias de ancianos.

La reciente tragedia en la que dos mujeres perdieron la vida en el incendio de una residencia de ancianos en el barrio de Aravaca destaca la urgente necesidad de abordar y fortalecer las medidas de protección contra incendios en este tipo de instalaciones.

Este desafortunado incidente subraya la vulnerabilidad de los residentes en situaciones de emergencia y resalta la importancia crítica de contar con protocolos efectivos para prevenir y responder a incendios en entornos residenciales.

La introducción de sistemas avanzados de detección de incendios, la instalación de equipos de extinción automáticos y la formación periódica del personal y de los residentes en procedimientos de evacuación son componentes esenciales de un enfoque integral de PCI en residencias de ancianos.

Medidas de Protección Contra Incendios obligatorias en residencias de ancianos

Las residencias geriátricas, al igual que los hospitales, se adhieren al CTE (Codigo Técnico de la Edificación) de uso hospitalario, un marco normativo destinado a edificaciones asistenciales sanitarias como hospitales, residencias y clínicas.

A este tipo de infraestructuras se le otorga una consideración especial debido a que la mayoría de residentes pertenecen a la tercera edad, un grupo particularmente vulnerable en situaciones de evacuación.

Por ello, en las residencias de ancianos se deben implementar medidas especificas para estos centros, entre las que se incluyen la siguientes:

  • Creación de zonas seguras en cada planta.
  • Tratamiento ignífugo de los materiales presentes en el edificio.
  • La instalación de sistemas de detección temprana de incendios.
  • La activación automática de rociadores de agua.
  • La provisión de medios eficientes para una evacuación con tiempos de reacción mínimos.

Estas acciones buscan garantizar la seguridad y el bienestar de los residentes, considerando sus necesidades particulares en situaciones de emergencia.

Otro aspecto relevante es la formación regular del personal y de los propios residentes en procedimientos de evacuación. Dada la movilidad reducida de muchos mayores, se deben establecer rutas de evacuación accesibles y seguras, con puntos de encuentro definidos. La inclusión de simulacros periódicos contribuye a mejorar la preparación y la eficacia en situaciones de emergencia.

 

Instalaciones de Protección Contra Incendios

La sección dedicada a la Seguridad en Caso de Incendio (SI) dentro del CTE aborda la detección, control y extinción de incendios, identificando los equipos e instalaciones contra incendios adecuados según las características especificas de cada edificio en función de su uso, capacidad y superficie.

Para los edificios de uso hospitalario, se especifica una serie de equipos de protección que varían según sus particularidades. Entre estas medidas de protección contra incendios en residencias de ancianos, cabe destacar:

  • Columnas secas en alturas superiores a 15 metros.
  • Bocas de incendio equipadas y BIE de 45 mm en áreas de alto riesgo.
  • Sistemas de detección y alarma de incendios. En el caso de que el edificio cuente con más de 100 camas, es obligatorio contar con un sistema de comunicación telefónica directa con el servicio de bomberos.
  • Un hidratante exterior si la superficie construida es entre 2000 y 10 000 m² y uno más por cada 10 00 m² adicionales
  • Extintores portátiles en zonas de riesgo algo con el número suficiente para que el recorrido real en cada planta hasta un extintor no supere los 15 m
  • Extintor móvil de 25 kg por cada 2500 m² de superficie.

La importancia del mantenimiento continuo de estas instalaciones se destaca como crucial para asegurar su funcionamiento efectivo en situaciones de emergencia. La responsabilidad de dicho mantenimiento recae tanto en el Director de Mantenimiento del edificio como en la empresa contratada, por ello es vital contar con profesionales que se aseguren se seguir todas las pautas establecidas en el RIPCI (Reglamento de Instalaciones de Protección contra Incendios).

Además, se especifica la necesidad de dividir las plantas con zonas de hospitalización o personas con movilidad limitada en al menos dos sectores de incendio, garantizando espacio suficiente para albergar a los pacientes.

Se establece un límite de 1500 m2 para la superficie construida de cada sector, aunque algunas excepciones pueden aplicarse a plantas con características específicas, como salidas directas al espacio exterior seguro y recorridos de evacuación cortos.

 

proteccion-contra-incendios-empresa-mantenimiento-madrid-2019

 

Instalaciones de detección y alarma

La implementación de sistemas avanzados de detección de incendios es una piedra angular en las medidas de protección contra incendios en residencias de ancianos.

Este tipo de sistemas, que comprenden tecnologías como detectores de humo, calor y llama, son esenciales para identificar de manera temprana cualquier indicio de fuego. Estos sistemas deben instalarse en las zonas de hospitalización y también en función del grado de riesgo de la zona.

La velocidad de detección juega un papel crucial, especialmente considerando la movilidad reducida y posibles limitaciones sensoriales de los residentes mayores.

Además de la detección, la interconexión de estos sistemas con alarmas audibles y visuales contribuye a alertar a los residentes y al personal, asegurando una respuesta coordinada y ágil.  Siempre se dispondrá de pulsadores manuales de alarma en los pasillos, zonas de circulación, zonas de tratamiento intensivo y en zonas de alto riesgo.

La inversión en tecnologías de detección avanzada no solo protege la vida y la propiedad, sino que también proporciona una tranquilidad esencial tanto para los residentes como para sus familias, al saber que se están utilizando las herramientas más modernas y efectivas para salvaguardar la seguridad de estos entornos residenciales.

Instalaciones de extinción automática

La presencia de equipos de extinción automática, como los sistemas de rociadores, desempeña un papel crítico en la salvaguarda de residencias de ancianos contra incendios. Estos dispositivos actúan de manera rápida y efectiva para controlar y contener un incendio en sus primeras etapas

Dada la posible movilidad limitada y otros desafíos físicos que pueden enfrentar los ancianos, la respuesta automática de estos sistemas proporciona una capa adicional de seguridad al mitigar la necesidad de una intervención humana inmediata.

La instalación estratégica de sistemas de rociadores en áreas críticas, como dormitorios y zonas comunes, contribuye significativamente a la protección integral de las residencias. Además, estos equipos suelen cumplir con rigurosas normativas de seguridad.

Su presencia, combinada con una capacitación adecuada del personal y simulacros regulares, constituye un componente esencial en el arsenal de medidas preventivas y de respuesta para garantizar la seguridad y el bienestar de los residentes en residencias de ancianos.

 

rociadores-proteccion-contra-incendio-madrid

 

Iluminación y ascensores de emergencia

En áreas destinadas a hospitalización y tratamientos intensivos, la iluminación de emergencia garantizará una luminancia no inferior a 5 lux, con una duración mínima de 2 horas.

La presencia de ascensores de emergencia será obligatoria en sectores de hospitalización o tratamientos intensivos que cuenten con una altura de evacuación superior a 15 metros.

Lasser, especialistas en protección contra incendios

La protección contra incendios en residencias de ancianos no solo es una cuestión de cumplimiento normativo, sino también de responsabilidad moral. La inversión en tecnologías modernas, la actualización contante de equipos y la estricta adhesión a las normativas de seguridad son imperativos para minimizar riesgos y proporcionar a los ancianos un hogar que no solo atienda a sus necesidades diarias, sino que también los resguarde en situaciones de emergencia.

La división de Lasser de Protección Contra Incendio cuenta con expertos homologados de gran experiencia y formados de acuerdo a la actual normativa del sector.

Realizamos todo tipo de instalación y mantenimientos de sistemas de prevención y detección de incendios. Por ello, ponemos a tu disposición un equipo técnico y humano altamente cualificado, gracias a los que podrás disfrutar de tranquilidad en el caso de que sufras cualquier tipo de incidente relacionado con el fuego.

Puedes contactar con nosotros en el teléfono gratuito 900 321 111 o pulsando en el siguiente botón: