seguridad-naves-industriales-poligonos-empresas-madrid

Las naves industriales localizadas en polígonos se han convertido en objetivo cada vez más frecuente de los ladrones, que saben por sus características que estas instalaciones no están bien protegidas y son, en definitiva, un blanco fácil… ¿o tal vez no? Te ayudamos a mejorar la seguridad en naves industriales.

Las naves industriales se suelen encontrar en la periferia, con poco tránsito especialmente los fines de semana o por la noche, vacías de testigos y con poca seguridad. La estacionalidad es otro factor a tener en cuenta. En época de verano o puentes se incrementa la vigilancia policial en viviendas aisladas y residenciales, por lo que los ladrones optan por empresas ubicadas en naves que consideran menos vigiladas.

Esto les favorece para utilizar técnicas de intrusión que sean más ruidosas, como por ejemplo el drilling o el butrón, en las que se utilizan herramientas como taladradora, herramientas de corte con disco diamantado o martillo y una maza o el empleo de una lanza térmica para abrir las cajas fuertes o puertas de seguridad.

La especialización de los delincuentes es cada vez más alta y existen bandas dedicadas al robo en empresas como modus vivendi. Con estas perspectivas, lo más recomendable es tomar medidas de seguridad de forma proactiva, antes de que pase nada.

Frente a esta amenaza latente podemos adoptar diferentes estrategias para defender y proteger nuestra empresa de estos ataques y hacer que nuestra nave industrial sea menos apetecible que el resto y suponga un riesgo real para el delincuente de ser detenidos.

 

Medidas de seguridad en naves industriales

Tras analizar el manera de proceder de los delincuentes, podemos mejorar nuestra seguridad en naves industriales implementando las siguientes medidas, de manera aislada o en combinación:

1. Alarma de alta seguridad con varias vías de comunicación

Uno de los métodos más habituales y quizá la primera acción de la ecuación  en la mejora de la seguridad. La Alarma es necesario que esté protegida contra inhibidores de frecuencia, es altamente recomendable contar con un sistema de alimentación ininterrumpida (SAI) por si la nave se queda sin electricidad (una acción muy probable por parte de los ladrones), y el cableado debe ser antisabotaje.

También es importante que el sistema cuente con más de una vía de comunicación, por si inutilizan una de ellas: línea telefónica, GPRS e IP. El sabotaje de las vías de comunicación impide la transmisión de la alarma a la central receptora y sería el primer paso para realizar el robo.

La destrucción del sistema de alarma será algo prioritario para los ladrones, por lo que es muy importante instalar 2 o 3 vías de comunicación, algo que cada vez es más frecuente y que los instaladores recomendamos siempre.

Los enlaces de los comunicadores GPRS e IP tienen supervisión periódica permanente desde la central receptora. Por tanto, la avería o sabotaje de estos equipos será reportado en un fallo de comunicación en unos minutos y dando aviso a la CRA.

En el mercado existen muchas alternativas, aunque nuestro equipo de seguridad ha elegido una serie de equipos de los mejores fabricantes del mercado que destacan por su fiabilidad y características y sobre los que puedes preguntar sin compromiso.

2. Protección y ocultación de central de alarma

Es el primer objetivo del ladrón, para poder trabajar cómodo y sin contratiempos. El objetivo es elegir una ubicación segura para el “cerebro” de la alarma y detectar el intento de inutilización de la centralita con sensores adicionales.

En los hogares la ubicación suele estar más limitada, pero en una empresa existen muchos más emplazamientos que harán que los ladrones pierdan un tiempo precioso. No tiene sentido ponerlo en lugares muy accesibles como en techos registrables, visibles desde arriba, o en las entradas, sin mayor protección u ocultación.

Es aconsejable la instalación de detectores para proteger la central de alarma en caso de que la intrusión desde el exterior haya sido efectiva, ya que como decimos, es el objetivo prioritario de los intrusos.

3. Seguridad pasiva en accesos a la nave

La protección mediante barreras, rejas o elementos físicos o materiales sigue siendo un factor importante. Tener una puerta de seguridad acorazada, mejor que blindada, presentará mucha más resistencia y unos minutos valiosos de exposición al riesgo.

En las naves podemos encontrar otros posibles accesos que hay que asegurar como puertas (de almacenes, secundarias), ventanas (con detectores magnéticos, detectores de rotura o persianas o rejas móviles), e incluso el techo, uno de los más utilizados últimamente por los delincuentes (podemos instalar también detectores internos que cubran descensos desde el tejado).

Un elemento clave y descuidado es la protección de intrusión por la cubierta o tejado, un punto menos protegido y cada vez más utilizado por las bandas especializadas. Se recomienda instalar detectores específicos para cubrir esta vía de acceso desde el techo.

A veces el robo se produce por un error humano, no por un error en las medidas de seguridad. Debemos tener la certeza de que cerramos correctamente la nave y de que todos los sistemas de seguridad quedan activados al irse todo el mundo, algo que podemos simplificar y controlar con un sistema de control de accesos o presencia, en función de las necesidades, que añada “inteligencia” a nuestras cerraduras y nos avise de incidencias en el cierre o en la presencia de personal.

 

4. Mejora de la detección interior y exterior

Otra medida que ayuda a prevenir robos en naves industriales es incrementar el número de detectores y no quedarnos con una configuración demasiado básica. Una opción interesante y complementaria puede ser instalar detectores grado 3 en puntos estratégicos.

Si a pesar de todas las medidas preventivas los ladrones consiguen acceder a la nave, los detectores internos como los de tipo volumétrico (basado en varias tecnologías) los retrasarán si los quieren inutilizar, y activarán la alarma.

Aunque han tomado mayor auge en los últimos años, elementos de seguridad como los cañones de niebla son unos viejos conocidos de la seguridad. Estos llenan en segundos la nave de una niebla espesa que impiden la visión a más de un palmo de distancia y también debe estar homologados, por lo que no es válido o efectivo cualquier producto.

Los dispositivos anti intrusión como las barreras de microondas o infrarrojos en áreas abiertas como son el patio, parking, entrada, muelles de carga, etc…son muy útiles. Además, es recomendable utilizar mecanismos para inutilizar los enchufes exteriores, para no facilitar el uso de determinadas herramientas de trabajo de los ladrones con nuestra propia electricidad.

5. Instalación de sistema de videovigilancia (CCTV)

Los sistemas de cámaras de vigilancia con un elemento de gran difusión en el mercado y permiten una supervisión (por personal de seguridad) y grabación permanente de las instalaciones, con un probado efecto disuasorio sobre el ladrón oportunista y para dificultar la acción de todo intruso y su posterior identificación.

También facilita la intervención de la empresa contratada de seguridad en naves industriales, si tenemos contratado ese servicio o para evitar falsas alarmas. Los sistemas con visión nocturna por infrarrojos y ópticas multifocales son ya un estándar en el mercado.

Un avance y todavía novedad que se ha desarrollado con éxito en los últimos años es el empleo de cámaras con sistemas de videoanálisis, es decir, con el empleo de procesamiento de imagen inteligente por parte de un software y que puede automatizar los procesos de alarma o el aviso de un evento en contrato al propietario o a la central de alarmas.

6. Revisión periódica de los sistemas de seguridad instalados

Un sistema de seguridad debe funcionar en todo momento para ser realmente efectivo y nada mejor ni más necesario que un mantenimiento periódico de la instalación.

Aunque los sistemas recurren a auto-chequeos para comprobar el correcto funcionamiento de los equipos, es necesario comprobar con cierta regularidad que los sistemas funcionen correctamente, actualizando el software de los dispositivos o equipos que lo requieran.

Los delincuentes encuentran constantemente nuevas formas de burlar los sistemas de seguridad existentes y un mal funcionamiento no puede ni debe ser nunca la razón que haya permitió la intrusión.

7. Vigilancia con personal en la nave o polígono

Muchos polígonos o agrupaciones de naves se ponen de acuerdo para contratar servicios de seguridad privada para que patrullen por el polígono.

Es otra opción, interesante si queremos ganar agilidad en la reacción y gran efectividad. Podemos hacerlo de manera individual como empresa, aumentando nuestros gastos o coordinarlo a través de asociaciones, agrupaciones o gestores, para intentar economizar algo.

Estos sistemas de vigilancia están regulados en la Ley 05/2014, y requieren coordinarse con las fuerzas de seguridad oficiales. Su artículo 41 referido a «Servicios de vigilancia y protección», en su apartado 2. indica que “requerirán autorización previa por parte del órgano competente los siguientes servicios de vigilancia y protección, que se prestarán en coordinación, cuando proceda, con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, y de acuerdo con sus instrucciones”.

8. Seguridad de la información

Si los ladrones, a pesar de que podemos haber previsto medidas para evitarlo, consiguen su objetivo y roban los ordenadores o documentación, el propietario no solo tendrá un pérdida económica sino que pierde el control de la privacidad de sus clientes.

Para evitar el robo o la pérdida de información sensible para la empresa, es muy recomendable controlar la seguridad de los datos. A modo de recomendación, un desarrollo informático con almacenaje en cloud, copias de seguridad remotas y programadas, virtualización de servidores… son elementos que pueden salvarnos de una pérdida o daño mucho mayor.

Si quieres proteger tu empresa en Madrid, contacta con Lasser

Si quieres que uno de nuestros consultores de seguridad se ofrezca presupuesto sin coste o compromiso para mejorar la seguridad en naves industriales, contacta GRATIS con Lasser y su división de Seguridad en el 900 321 111 o completa un formulario en esta web.