modulador-digital-instalacion-empresa-instalacion-lasser-2

Disfrutar en cualquier televisor de canales digitales, imágenes de videovigilancia, publicidad, películas… que se emiten en otro es posible con la instalación de un modulador digital. Hoy trataremos de saber qué es y cómo funciona un modulador digital. Hoteles, hostales o clínicas son los tipos de establecimiento que más partido le podrán sacar, pero tu hogar también conseguir interesantes ventajas.

Los moduladores, en su significado más técnico, convierten (modulan) la señal audio y/o vídeo de un dispositivo en una señal RF a través de un canal concreto. En la práctica, esto se traduce en que insertan la señal de nuestro receptor satélite,  TDT, Bluray, cámara de videovigilancia u otra fuente emisora en la televisión, repitiendo imagen y sonido en los distintos televisores que tengamos instalados en otras zonas o habitaciones.

Los moduladores digitales, como su propio nombre indica, hacen un tratamiento digital en la señal, esto quiere decir que son pequeños ordenadores con gran potencia porque tienen que procesar muchos datos que son las imágenes en movimiento.

Un modulador digital HD tiene un procesamiento capaz de escanear una imagen FULL HD 1080×1920 pixeles con una velocidad de 30 veces por segundo. ¿Te imaginas el escáner de tu fotocopiadora a esa velocidad? Eso es lo que hace el modulador.

Además de esto,  modula la señal en un canal de TV, por si fuera poco para conseguir manejar tal cantidad que en bruto es de 960Mbit/seg. (2Mpixel/fotograma, 30 fotogramas/seg. y con una profundidad de color de 16bits) debe utilizar unos algoritmos de compresión muy avanzados que reduce su acho de banda incluso a razón de 80 a 1, este algoritmo se denomina H.264 y reduce la señal hasta 12Mbit/seg.

Finalmente el dispositivo debe montar este datastream en un canal de TDT que es lo que denomina modulación, para ello se utilizan unas modulaciones digitales que generan 8000 portadoras dentro del canal de TDT y cada una de esas portadoras es como un contenedor de parte de la imagen.

Tipos de moduladores: analógicos y digitales

Se diferencian de manera muy fácil, en función del tipo de señal que modulen, como es lógico. Los analógicos transforman la señal en canales analógicos, y los digitales, que operan sobre el tipo digital. Habitualmente las televisiones suelen ser planas, estás admiten tanto las señales analógicas como las digitales y podemos instalar ambas sin problemas.

En definitiva, los moduladores pueden enviar la señal de vídeo y audio de cualquier dispositivo a través de un canal a cualquier televisor. Con cualquier dispositivo nos referimos a equipos como receptores de satélites, cámaras de seguridad, señales HD, TDT…  diferentes fuentes emisoras con las que podremos disfrutar de un mismo canal en cualquier otro equipo de televisión.

Ejemplos prácticos

Grandes comercios, empresas, hoteles, hospitales, etc. pueden también beneficiarse de su uso, proporcionando canales extranjeros o de pago en cualquiera de las habitaciones disponibles sin tener que instalar en cada televisión el receptor descodificador.

En seguridad, podríamos distribuir una señal de vigilancia a más televisores utilizando la señal de antena como distribución, por poner otro ejemplo.

Existen moduladores que llevan puerto de USB, y pueden ser utilizados por centros comerciales o similares como difusor del canal corporativo o de promoción.

La distribución de señal, a través de cable coaxial

Los moduladores también tienen por norma general una conexión de entrada y otra de salida de cable coaxial, que sirve para realizar la mezcla con los canales que recibimos actualmente por nuestra antena.

Tanto por la salida del modulador como por la entrada de cable coaxial, se realiza la mezcla con el canal modulado. El modulador se intercala en cualquier punto de la distribución sin afectar al resto de canales y añadiendo el canal modulado a partir de ese punto. Es práctica habitual instalar un cable desde el modulador al punto de distribución para que el resto de los TV pueda disfrutar del canal modulado.

De esta forma, colocando el modulador en un punto, el canal retorna hacia el cuadro de entrada de la casa o empresa y se distribuye por toda ella. Tienes que saber que no hay límite de equipos conectados a la red para ver la señal transmitida por el modulador.

El canal que modulamos no puede coincidir con un canal existente de TDT porque si ponemos el mismo canal, se hace interferencia y no se ve. Los canales que se pueden seleccionar son del 5 al 12 para moduladores de la banda VHF, y del 21 al 69 para moduladores de la banda UHF.

Antes de instalar un modulador tenemos que tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Pueden ser analógico o digital, pero desde la llegada de la televisión digital, estos son mucho más frecuentes. Otra diferencia de peso es la calidad de la imagen es enorme, y más significativa en pantallas grandes, hasta el punto de que no es recomendable el uso de moduladores analógicos con TV a partir de 19”.
  • Banda vhf o uhf. Loa hay específicos para los dos tipos o compatibles con los dos.
  • La forma de seleccionar el canal. Hay moduladores económicos que se selecciona el canal con unos switch y hay otros más sencillos de configurar.
  • Existen moduladores de un canal de modulación, de dos y tres canales.

Si estás interesado en hacerte con uno, en el  mercado existen muchos fabricantes que ofrecen productos de gran calidad como Televes, Ikusi o Satélite Rover, por mencionar algunos. Y si necesitas la instalación de un modulador en tu negocio, solicita presupuesto a nuestros técnicos en el 900 321 111.