reparación-aire-acondicionado-madrid

Como cualquier otro electrodoméstico de la casa, los equipos de aire acondicionado también son susceptibles a las averías. Además, sin un mantenimiento adecuado, su vida útil disminuye y la aparición de averías es segura. Si ya tienes un problema técnico, te contamos porqué somos tu experto en reparación de aire acondicionado en Madrid.

Como ya hemos dicho, los equipos de aire acondicionado necesitan un buen mantenimiento para mantenerse en perfectas condiciones y funcionar de una manera óptima. Sin embargo, el uso y el paso del tiempo a veces hacen que sea inevitable la aparición de problemas en el funcionamiento y averías que, generalmente, si se reparan a tiempo no pasan a mayores.

Vamos a repasar las averías más comunes para que sepas identificarlas, pero recuerda que la mejor garantía para que tu equipo vuelva a funcionar como el primer día es confiando el mantenimiento en manos de un experto.

Averías más comunes

Antes de todo, muchas de las averías comunes son evitables con mediante un mantenimiento periódico del dispositivo y nos aseguramos de que nuestro equipo esté a punto cuando vayamos a utilizarlo. Lo más conveniente es que un técnico especializado realice un chequeo general cada cierto tiempo.

Pero si no contamos con este servicio, si se presentan estos problemas deberemos llamar a un técnico experto y, sobre todo, homologado en climatización y gases fluorados. A continuación vamos a detallar las averías más comunes:

EL EQUIPO HACE MUCHO RUIDO

Ahora equipos modernos son muy silenciosos, por eso, un exceso de ruido es un síntoma de que algo no va bien. Una de las principales causas es la falta de gas en la línea frigorífica o de aceite en el compresor. 

Si tu equipo es antiguo, la localización de la fuga y una reposición de gas son las soluciones, pero son trabajos cuya factura no es barata, porque requieren tiempo y destreza. Además, debes saber que el gas homologado es un material caro.

Más sencillo será acabar con el problema si el origen no es otro que suciedad acumulada en la unidad exterior. Por eso, esto debe ser lo primero que se debe comprobar cuando el sistema haga un ruido anormal.

Puede ser que el ventilador interior esté sucio, y al no poder pasar un flujo de aire constante y equilibrado por toda la superficie del rodete de este ventilador, se descentre y haga ruido. Para solucionarlo bastará con limpiar el rodete de nuestra unidad interior, recuerda que un buen mantenimiento es fundamental para mitigar estos problemas y evitar los malos olores.

Llamamos tren de ventilación al conjunto del motor del ventilador interior y el «rodete» o aspas del propio motor del ventilador, estos dos componentes van por separado y está unidos entre ellos por un eje (motor) y un tornillo dentro del rodete para fijarlo a este eje del ventilador

Si el ruido se produce sobre todo al comienzo del funcionamiento de nuestro aire acondicionado puede ser debido a un deficiente paso de gas por el circuito frigorífico como una obstrucción, un tubo chafado o un mal funcionamiento de la válvula de expansión.

EL EQUIPO NO ENFRÍA

La razón más común por la cual cualquier tipo de aire acondicionado deja de enfriar es debido a que los filtros internos de aire estén sucios. Pero si ya has comprobado que no están sucios puede que lo que esté sucio sea el condensador.

Obstrucción del condensador

Para entender este problema, debes tener una idea de como funciona el aire acondicionado. Existe una unidad interna o evaporador que absorbe el calor del aire y lo transfiere a la unidad externa o condensador, el cual condensa el aire caliente en aire frío.

Si esta unidad externa esta obstruida no podrá ocurrir el enfriamiento adecuado del sistema de aire acondicionado, ya que la suciedad impedirán la transferencia de calor. Para darle solución a este problema hay que limpiar el condensador, pero te recomendamos que en estos casos lo dejes en manos de un experto.

Bajo nivel de refrigerante

El sistema de enfriamiento del equipo requiere de una sustancia fluida refrigerante que absorba el calor del aire circundante, la pérdida o ausencia de esta sustancia causa que no ocurra el enfriamiento.

Si tu aire acondicionado no se está enfriando, podría deberse a que el refrigerante se está filtrando de alguna manera. Este problema puede identificarse fácilmente si detectas sonidos extraños procedentes de tu sistema de aire acondicionado.

 

EL EQUIPO PIERDE AGUA

¿Qué pasa si la unidad interior (el split) gotea? La respuesta está en el fenómeno de condensación. Lo que ocurre es que el aire acondicionado condensa la humedad ambiental de un espacio, debido a que a través del interior del intercambiador del equipo circula un gas refrigerante a una temperatura mucho más baja que la temperatura ambiental. Esto se convierte en agua que va a parar al sistema de desagüe de la unidad.

Por supuesto que hay épocas como el verano, cuando hay más humedad, que el equipo puede perder algo más de agua. Sin embargo, no debemos confundir un proceso normal, con el goteo constante de la unidad interior.

Desagüe obstruido

Entre los motivos más comunes por los que un aire acondicionado split puede gotear está la obstrucción del desagüe. Lo que ocurre en estos casos es que las unidades domésticas cuentan con una tubería de desagüe de fábrica con un diámetro pequeño de unos 16 mm.

Aunque es un diámetro suficiente para cumplir su función, con el paso del tiempo, este tubo puede obstruirse con suciedad, por ejemplo, lo que puede contribuir a generar una especie de tapón que dificulte que el agua fluya hacia su correcto desagüe y gotee desde la unidad interior.

Filtros sucios

Otro motivo frecuente por el que un aire acondicionado puede comenzar a gotear es por la falta de limpieza de filtros. Es sabido que limpiar los filtros del aire acondicionado es una de las tareas de mantenimiento que los usuarios están obligados a hacer si quieren prolongar la vida útil del equipo, garantizar su adecuado funcionamiento y evitar malos olores o propagación de bacterias, dado que este componente es el encargado de filtrar el aire.

Cuando los filtros están muy sucios, la unidad no alcanza a eliminar todo el frío que produce, disminuyendo la presión del gas y haciendo que de esta forma la unidad interior comience a congelar.

Cuando apagues el equipo o detengas su funcionamiento, todo ese hielo acumulado en el interior del aparato comenzará a desprenderse y a generar un caudal de agua mayor al acostumbrado, razón por la cual, el equipo puede comenzar a gotear.

Obstrucción exterior

El goteo del aire acondicionado  puede estar relacionado con cuestiones externas tales como una obstrucción, ya no en el tubo de desagüe, sino en el recipiente en el que se deposita el agua que se produce en el equipo por condensación.

En muchos hogares el tubo de desagüe se coloca en una botella, cubo o recipiente. Si este último está muy lleno, el tubo puede quedar sumergido y con ello, tirar el agua a través de la unidad interior.

 

El equipo no tiene gas debido a una fuga o falta de recarga

Un aire acondicionado sin gas presenta algunos síntomas que son bastante evidentes. Cuando el equipo enfría poco o nada o los tubos de cobre están congelados en la unidad exterior es bastante probable  que nuestro split no tenga gas.

Nunca se debe recargar un aparato de aire acondicionado sin asegurarnos previamente de que no tiene una fuga. La ley española prohíbe completamente la recarga de equipos que contengan gases fluorados sin verificar su estanqueidad.

Del mismo modo que se congelan los tubos de cobre de la unidad exterior, también puede aparecer hielo en la batería de la unidad interior o gotear agua de la unidad interior.

Este síntoma va en relación al anterior. Cuando el hielo que se forma en la batería evaporadora se descongela, el agua aparece por lugares por donde no es habitual verla.

Es decir, es normal que una máquina de aire acondicionado suelte algo de agua de condensación, pero no es normal que esta agua caiga al suelo desde zonas de la carcasa interior que normalmente están secas.

En este punto hay que remarcar que puede ser posible que a la máquina le falte gas, pero si le falta o no tiene es porque hay una fuga de gas en el circuito frigorífico, y hay que buscarla para que el gas no se vuelva a salir. Es decir, un aire acondicionado no pierde gas nunca, a menos que esté mal instalado o tenga una fuga en el circuito.

reparación-aire-acondicionado-madrid

El gas refrigerante R22 era un gas muy habitual en equipos de aire acondicionado o equipos de refrigeración, pero varios estudios revelaron que tenía graves efectos sobre la capa de ozono.

Desde el 1 de enero de 2015 están prohibidos todos los HCFC (hidroclorofluorocarburos), incluso las sustancias recuperadas, es decir, no es posible recargar equipos con R22, aunque se trate de un gas regenerado.

La prohibición afecta a las recargas de los equipos, no obliga a sustituir el gas R-22 de los equipos de refrigeración en funcionamiento, si bien es cierto que, en mantenimientos y averías de dichos equipos, cuando toque realizar una recarga, se deberán estudiar las diferentes opciones técnicas disponibles para dicho equipo, ya sea sustituirlos por otros refrigerantes compatibles que no estén prohibidos (por ejemplo,  gas refrigerante R-417A) o directamente optar por la sustitución del equipo.

Por este motivo, es muy importante que siempre contemos con técnicos profesionales a la hora de instalar o realizar el mantenimiento de nuestros equipos, así nos podremos evitar problemas de este tipo en el futuro y ahorrarnos el coste de una reparación extra.

Nuestro personal técnico de Lasser está perfectamente cualificado y tendrás la seguridad de que pones tu equipo de aire acondicionado en buenas manos.

Otras averías

Además de los mencionados, hay otra serie de averías y problemas que tampoco se deben pasar por alto para que nuestro equipo tenga una larga vida. Uno de ellos es el fallo del termostato, que puede deberse a una fuga o a algún elemento que lo obstruya, como puede ser una cortina.

Fallos en las conexiones, cables en mal estado o incluso una mala instalación también pueden hacer que los aparatos fallen.

En cualquiera de los casos, para evitar estas averías frecuentes y otras que no lo son tanto, lo más adecuado es someter los equipos de aire acondicionado a una revisión, al menos, una vez al año.

Un técnico puede detectar pequeñas anomalías que de momento no causan problemas, pero que con el tiempo y el uso pueden derivar en problemas serios para los equipos.

reparación-aire-acondicionado-madrid

Lasser repara Aire Acondicionado en Madrid

En Lasser contamos con técnicos homologados, expertos en la reparación de las principales averías de aire acondicionado para split, conductos, cassettes o máquinas de tipo industrial y grandes instalaciones. Contamos con personal específico para todas las tipologías y con los conocimientos necesarios para hacer el mejor diagnóstico y plantearte la mejor solución.

Solicita presupuesto para reparar tu aire en el 900 321 111

Nuestro completo programa de mantenimiento de aire acondicionado en Madrid es la mejor solución para ganar en tranquilidad y tener tus gastos bajo control. Con nuestros programas de mantenimiento NO tendrás gastos de mano de obra o desplazamiento en caso de incidencia. Solo pagarías los materiales de la reparación si el sistema no está en garantía.

Y si la reparación no fuera posible o no compensase económicamente, nuestro equipo pondrá a tu disposición buenas ofertas con descuentos en las mejores marcas del mercado.

Puedes ponerte en contacto con nosotros en el 900 321 111 o rellena el formulario y te llamamos nosotros.