,

Certificado Eléctrico: ¿Qué es el CIE y cuándo puede ser necesario el Certificado Eléctrico?

 

La tramitación de un boletín eléctrico, también conocido como Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) es un proceso tedioso pero fundamental para cualquier tipo de gestión eléctrica. La obtención de este documento puede parecer un desafío, especialmente cuando se consideran los diversos factores que influyen en su coste. En este artículo, titulado “Certificado Eléctrico: ¿Qué es el CIE y cuándo puede ser necesario el Certificado Eléctrico?”, desglosaremos el proceso de tramitación del Cie, abordando desde su definición hasta los pasos necesarios para obtenerlo. Desde su necesidad básica hasta las complejidades de su solicitud.

El Certificado de Instalación Eléctrica es un documento crucial cuya obtención puede ser tanto necesaria como compleja. Este certificado, esencialmente, valida que una instalación eléctrica cumple con los requisitos de seguridad establecidos por la normativa vigente (Real Decreto 235/2013, de 5 de abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, BOE nº 89 de 13 de abril de 2013).

Su importancia radica en garantizar la seguridad de las personas y los bienes, así como en cumplir con la regulación legal en materia eléctrica. Por lo tanto, contar con profesionales cualificados en su obtención y tramitación se vuelve imprescindible, asegurando que el proceso se lleve a cabo de manera correcta y eficiente, evitando posibles complicaciones legales y riesgos asociados a una instalación eléctrica deficiente.

Obligatoriedad del CIE

La obligatoriedad del Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) se fundamenta en normativas especificas que regulan la seguridad y el cumplimiento de estándares en las instalaciones eléctricas. Según lo establecido en el Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, que aprueba el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (REBT), así como la Ley 21/1992, en su artículo 12.3.

El CIE es un requisito esencial para la ejecución y puesta en marcha de cualquier instalación eléctrica. Este documento debe ser emitido por un instalador autorizado y certifica que la instalación cumple con las disposiciones de REBT y sus instrucciones técnicas complementarias, según la documentación técnica correspondiente.

Además, el CIE debe reflejar cualquier modificación realizada en la ejecución de la instalación respecto a lo previsto en la documentación técnica inicialmente proporcionada. Es importante destacar que el CIE no solo es una formalidad administrativa, sino que también cumple un papel fundamental en la seguridad y la legalidad de las instalaciones eléctricas.

Este certificado es necesario para legalizar la instalación y poder solicitar el suministro eléctrico a las distribuidoras y comercializadoras, asegurando que la instalación cumpla con los estándares requeridos y no represente riesgos para la seguridad de las personas y los bienes. Por tanto, la obtención del CIE a través de profesionales cualificados se convierte en un paso crucial para garantizar el cumplimiento normativo y la seguridad en las instalaciones eléctricas.

 

Cuando puede ser necesario el Certificado Eléctrico

La necesidad del Boletín Eléctrico no se limita a una única ocasión durante la vida útil de una instalación eléctrica, a pesar de lo que se puede pensar.  A continuación, te explicaremos todas las razones por las que necesitarías un Certificado de Instalación Eléctrica. Aunque la distribuidora de energía eléctrica puede especificar cuándo se necesita este documento, aquí te ofrecemos una explicación detallada de cada caso.

Como mencionamos anteriormente, el Boletín Eléctrico es el documento esencial que certifica el cumplimiento de las normativas vigentes y la implementación de medidas de seguridad adecuadas en una instalación eléctrica. Pero, ¿en qué situaciones exactamente se hace necesario contar con un CIE?

Ante un aumento de potencia

Esta es la razón más común por la que los usuarios, ya sea en una vivienda particular o en un negocio, solicitan este trámite.

Este incremento suele ser motivado por el uso de nuevos dispositivos eléctricos que requieren más energía para su funcionamiento. Ante esta circunstancia, la distribuidora eléctrica suele requerir un Certificado Eléctrico que certifique que la instalación puede soportar la nueva demanda de potencia sin comprometer su seguridad.

Es importante comprender que, aunque ya se cuente con un Certificado de Instalación Eléctrica, es esencial revisar qué potencia máxima está autorizada en el documento existente.

Además, es recomendable, antes de proceder con la tramitación del nuevo CIE, solicitar la evacuación de un técnico electricista autorizado para garantizar que el aumento de potencia es realmente necesario y no es resultado de una avería eléctrica.

Cuando quedamos dar de alta un nuevo suministro

Cuando se requiere dar de alta un nuevo suministro eléctrico, es común encontrarse en viviendas, locales comerciales o naves industriales de nueva construcción o inmuebles en estado bruto donde se realiza una instalación eléctrica desde cero.

En estos casos, la ejecución de trabajos eléctricos en propiedades nuevas o que estén siendo completamente remodeladas conlleva la necesidad de obtener un nuevo Certificado de Instalación Eléctrica.

Este certificado es un requisito indispensable para demostrar que la instalación cumple con todas las normativas pertinentes y garantiza un entorno seguro. Por consiguiente, los profesionales electricistas encargados de realizar los trabajos en dichas propiedades deben encargarse de gestionar la obtención de este certificado una vez que los trabajos hayan terminado.

Cambio de monofásico a trifásico o viceversa

Las instalaciones eléctricas que experimenten modificaciones significativas también están sujetas a la obtención de un nuevo boletín eléctrico. Según lo estipulado por la ley, cualquier trabajo que altere de manera sustancial la instalación eléctrica requiere este trámite.

En España, la ley que regula la necesidad de un Certificado de Instalación Eléctrica (CIE) para cualquier trabajo que altere de manera sustancial una instalación eléctrica es el Real Decreto 842/2002, de 2 de agosto, por el que se aprueba el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (REBT).

En su artículo 5, se detalla que toda modificación o ampliación de una instalación eléctrica existente requiere la expedición de un nuevo CIE que certifiqué que la instalación cumple con las normativas vigentes y es segura.

Por lo tanto, cualquier trabajo que implique una modificación sustancial en una instalación eléctrica en España requiere la obtención del CIE.

Es crucial no confiar en aquellos “profesionales” que sugieren que este paso puede omitirse, ya que esto podría constituir un fraude. Además, si los trabajos realizados no cumplen con los estándares de calidad y seguridad requeridos, pueden representar un riesgo extremadamente peligroso. Por ello, se recomienda encarecidamente seguir los procedimientos legales establecidos para garantizar la integridad y la seguridad de la instalación eléctrica.

Certificado de Instalación Eléctrica de más de 20 años

La necesidad de obtener un Certificado de Instalación Eléctrica en este escenario radica en el hecho de que, con el paso del tiempo, es posible que tu instalación eléctrica se vuelva obsoleta.

Es importante recordar que el propósito principal de solicitar un boletín es garantizar que un profesional ha revisado minuciosamente todos los componentes de la instalación, asegurando su seguridad y su cumplimiento con las normativas pertinentes

Es importante tener en cuenta que, no estás obligado a solicitar un nuevo boletín eléctrico cada 20 años. En este contexto, la distribuidora solo requerirá un nuevo CIE si decides realizar alguna solicitud específica, como un aumento de potencia u otra razón justificada.

Cambio de propietario en la vivienda

Si ha adquirido un piso y el propietario no le ha entregado el Certificado de Instalación Eléctrica pueden presentarse tres casos:

Caso 1. La luz estaba dada de alta

Si la luz ya estaba dada de alta, simplemente debes realizar un cambio de titularidad. La distribuidora eléctrica no requerirá el CIE a menos que desees aumentar la potencia o realizar cambios importantes en la instalación eléctrica.

Caso 2. No hay suministro eléctrico activo y debo solicitar un nuevo contrato con la distribuidora

En esta circunstancia, la compañía eléctrica solicitará el boletín eléctrico como requisito para el nuevo contrato, incluso si el piso es de reciente construcción. Por lo tanto, es recomendable exigir al anterior propietario la entrega del certificado de instalación eléctrica o negociar para que asuma los costos de obtener un nuevo boletín, permitiendo así la gestión del alta de la luz sin gastos adicionales.

Caso 3. No hay contrato de suministro eléctrico activo, pero el anterior propietario me proporcionó un certificado eléctrico.

En este caso, es necesario evaluar la antigüedad del certificado y la potencia máxima declarada. Si el boletín eléctrico tiene más de 20 años, será obligatorio que una empresa electricista autorizada inspeccione la instalación y emita un nuevo CIE. Si el certificado está vigente pero la potencia máxima permitida es inferior a la que deseas contratar, también se requerida un nuevo certificado.

Mi casa fue okupada y necesito legalizar la instalación

Si tu vivienda ha sido okupada y sospechas que la instalación eléctrica ha sido alterada o se ha realizado un enganche ilegal, es crucial que contactes con un electricista profesional para que realice una revisión exhaustiva de la instalación eléctrica y lleve a cabo cualquier reparación necesaria, como la corrección de posibles manipulaciones o la revisión del cuadro eléctrico.

Una vez que todos los trabajos de saneamiento y reparación hayan sido completados y la instalación eléctrica sea considerada segura, es imprescindible notificar a la compañía eléctrica correspondiente por parte del electricista o empresa autorizada.

En estas situaciones, la distribuidora eléctrica también requerirá la presentación de un certificado eléctrico para verificar que todo está en conformidad con las normativas de seguridad y calidad establecidas.

Por adquisición de un nuevo local comercial

En el caso de adquirir un nuevo local comercial, se aplican todas las consideraciones previamente mencionadas en relación con la necesidad de obtener un certificado eléctrico.

Además, si se trata de un local destinado a la pública concurrencia, es decir, aquellos que reciben personas ajenas a la empresa, se requieren medidas y precauciones específicas conforme al Reglamento Electrotécnico de Baja Tensión.

Estas medidas incluyen la necesidad de contar con un proyecto eléctrico, entre otros requisitos detallados en la normativa vigente. Por tanto, es esencial colaborar con empresas expertas en electricidad, como Lasser, autorizadas para garantizar el cumplimiento de todas las disposiciones legales y asegurara una instalación eléctrica segura y conforme a los estándares requeridos.

Además de los cascos mencionados anteriormente que podrían requerir un certificado eléctrico, es posible que la compañía suministradora también lo solicite en situaciones como la instalación de nuevos suministros de energía para clientes nuevos o la realización de obras específicas en inmuebles, donde se necesitaría un suministro eléctrico provisional legal para cada obra, seguido de un nuevo certificado una vez finalice la obra.

Somos tu electricista en Madrid

En Lasser, contamos con una división de electricidad compuesta por un amplio grupo de electricistas y un área de ingeniería que se encarga de garantizar la correcta ejecución de los proyectos eléctricos, asegurando la integridad de las instalaciones y proporcionando los certificados de instalación eléctrica con todas las garantías necesarias. Si necesitas más información llámanos al teléfono gratuito 900 321 111 o pulsa el siguiente botón y rellena el formulario.