aire acondicionado tipo cassette

Se acerca la época en la que las temperaturas empiezan a subir y ello trae de la mano la clásica polémica en el lugar de trabajo de a qué temperatura se pone el aire acondicionado. Polémicas de oficina aparte, te preguntarás ¿es el aire acondicionado tipo cassette el más ideal para oficinas? Nosotros lo tenemos claro.

El Aire Acondicionado tipo Cassette, recomendado para oficinas

Lo más habitual es que tengamos en nuestro puesto de trabajo un sistema climatización,  la mayoría de ocasiones de tipo inverter (aire acondicionado-bomba de calor).

En oficinas, que por lo general suele tratarse de espacios amplios, debe haber una distribución homogénea del aire, por esta razón el aire acondicionado tipo cassette es más aconsejable que otros sistemas, ya que son equipos con cuatro salidas en direcciones diferentes que hace que la distribución del aire sea homogénea con  la potencia de climatización necesaria para climatizar una estancia bastante amplia.

Otra importante ventaja es que su situación es en el techo, algo necesario en la mayoría de oficinas o comercios por la falta de paredes, al ser espacios más amplios y diáfanos.

La unidad interior, lo que se llama cassette, es un aparato cuadrado y estrecho que se instala directamente en el falso techo, quedando integrado en el mismo. Su instalación es sencilla y su estética no suele desencajar con la decoración, ya que queda integrado de un modo discreto y elegante.

Normalmente la instalación ya está hecha por conductos y la salida suele ser de cassette, tanto para aire frío como para caliente. La mayoría de los nuevos equipos son de clase energética A o A+, por lo que, además, la relación entre consumo energético y eficiencia es muy buena.

¿Cómo funciona?

Un Aire Acondicionado tipo Cassette consiste en una máquina interior (el cassette) y otra exterior (el compresor). La máquina interior se deberá instalar dentro de un falso techo (por lo que también es llamado aire acondicionado de techo) y, aunque su uso suele limitarse a locales comerciales, podemos encontrar alguno instalado en hogares amplios y grandes.

Con un único cassette o equipo, normalmente con 4 vías o salidas de aire, se consigue aclimatar una estancia enorme, de ahí su uso comercial, ya que suelen ser mucho más potentes que los de tipo split.

aire acondicionado tipo cassete

El equipo toma aire por la rejilla de retícula central, donde se encuentra el filtro de aire, a continuación pasa por la batería de expansión o condensación de gas, que lo enfría o calienta, y sale por las aletas laterales.

Ventajas del Aire Acondicionado tipo Cassette

Buena distribución del aire

Ya que pueden impulsar aire en cuatro direcciones (cuatro vías), están pensados para instalar centrados en la zona a climatizar y así poder abarcar áreas relativamente grandes, o al menos mayores que las que puede abarcar un split de pared.

Las lamas del cassette suelen ser regulables y lo más recomendable es colocarlas en la posición más alta para modo frío, ya que así se maximiza el “efecto Coanda”.

¿QUÉ ES EL EFECTO COANDA?

Quizá este término te resulte familiar por haberlo oído referido a la aerodinámica de un coche de Fórmula 1. Pues bien, se trata del fenómeno físico por el cual un gas o un líquido es atraído hacia una superficie que se encuentre cercana a su trayectoria. Es por esto que al situarte en cierta zona de un local próxima a la trayectoria del aire, parece que el aire frío te alcanzara constantemente en pleno cuello. Esto es debido a que te encuentras en la trayectoria del mismo.

Lo ideal es disponer y orientar las salidas de aire refrigerado de forma que impulsen el aire paralelamente al techo y no se encuentren separadas de éste menos de 30cm, de esta forma la vena de aire se conseguirá “pegar” al techo y obtener mayor alcance. Lo que nos permite aseguramos una climatización más uniforme, ya que.

Instalación adaptable

Los cassettes de hasta 5-6kW suelen venir en formato 60×60 cm para poder instalar en falsos techos modulares (típicos de oficina) sustituyendo a una de las planchas del techo, de esta forma no hay necesidad de hacer apenas obra.

Gracias a su ubicación oculta en el falso techo, son equipos potentes que pueden climatizar grandes estancias , adaptando su potencia entre diferentes opciones entre las 1.000 y las 14.000 kcal/h, adaptándose al entorno y requerimientos.

Discretos y elegantes

Su diseño encastrado en el falso techo los hace ideales para climatizar sin romper las estética del espacio donde se ubican. Existe un amplio abanico de líneas modernas preparadas para cada ambiente. Aunque la mayoría de fabricantes optan por el blanco como color base, existen variantes en otros acabados.

Alta eficiencia A, A+ y A++

Las nuevas generacionales de sistemas Cassette Inverter son silenciosos-bajo nivel sonoro (desde 27 dB) y con gamas ultrasilenciosas-y muy potentes, climatizando con una unidad interior grandes espacios de manera eficiente. Existen múltiples opciones que añaden tecnologías como flujos circulares, detectores de presencia, o nuevos sistemas de difusión de aire.

mitsubishi-cassette-slz-mitsubishi-electric

La polémica de la temperatura en la oficina

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo (INSST) afirma que se llega al confort térmico cuando «las personas no experimentan sensación de calor ni de frío» y las condiciones de la temperatura en la oficina, corrientes de aire y humedad son «favorables a la actividad que desarrollan».

Esto, por supuesto, es subjetivo. Básicamente,  por las diferencias fisiológicas entre los trabajadores, es poco probable que logremos contentar a todo el mundo, y siempre habrá alguien que tenga frío con el aire acondicionado en verano, y calor con la calefacción en invierno. No podemos llegar al confort térmico total, pero sí tratar de satisfacer al mayor número de personas.

Sin embargo, el INSST solo proporciona una guía de buenas prácticas para regular la temperatura en la oficina. Es el RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas en Edificios) el que establece la normativa de temperatura en la oficina, fijando los valores avalados por la ley de prevención de riesgos laborales (Real Decreto 486/1997). Es decir, que para cumplir la ley de prevención de riesgos laborales tendremos que cumplir con los siguientes parámetros:

  • Temperatura: En verano entre 23ºC y 25ºC y en invierno entre 21ºC y 23ºC.
  • Humedad: En verano entre 45 y 60% y en invierno entre 40 y 50%.
  • Velocidad del aire: Menor a 0,2 metros por segundo.

Instala con Lasser tu Aire Acondicionado tipo Cassette

Solicita el asesoramiento de nuestros técnicos especializados y consigue el sistema de climatización que más se ajuste a tus necesidades.  Llámanos GRATIS al 900 321 111 o pulsa este botón y solicita presupuesto.