tormentas-danos-equipos-antena-tejados-verano

El verano es la época de las tormentas eléctricas y chaparrones, provocados por el choque de corrientes de aire caliente con capas más frías. En estos días estamos experimentado tormentas de gran intensidad y baja duración que provocan desperfectos y averías en los equipos de telecomunicaciones.

Y es que no solo el viento que las puede acompañar provoca grandes daños en tejados, cornisas, árboles debilitados y, por supuesto antenas y torretas de telecomunicación. Son las descargas eléctricas de los rayos las principales responsables de bastantes efectos negativos en los equipos que están en los tejados y que provocan su avería de forma habitual.

Las descargas de origen atmosférico son fenómenos meteorológicos y eléctricos que en nuestro país se localizan principalmente al final del verano. Disponer de una adecuada instalación eléctrica y de una buena toma de tierra, es fundamental para evitar lesiones por electrocución y averías considerables en instalaciones. Algunas comunidades cuentan con pararrayos, un elemento muy interesante para minimizar la incidencia en nuestro tejado.

Como norma general, y a pesar de las protecciones que de manera habitual se toman, es aconsejable el apagado de los televisores y la desconexión de las tomas de antena y eléctricas de nuestros aparatos, para evitar cualquier daño asociado a la descarga.

Estas corrientes eléctricas que pueden llegar como término medio de 30.000 amperios durante millonésimas de segundo, con potenciales que sobrepasan los 15 millones de voltios y desprendiendo una energía térmica superior a los 8.000 grados.

La toma de tierra es indispensable para todo elemento dispuesto en el tejado,  y un elemento de protección efectivo en la inmensa mayoría de ocasiones, aunque el efecto electromagnético de una descarga eléctrica tan importante suele ser pernicioso para los equipos eléctricos si el impacto es muy cercano o directo, aunque estén protegidos.

Si a pesar de la recomendación general, en plena tormenta o tras ella, deja de funcionar la TV, deberemos llamar al especialista en telecomunicaciones,  un antenista homologado como Grupo Lasser  que tras el cese de la tormenta revisará el estado de la instalación y el origen del problema. El solo impacto cercano de un rayo puede quemar o afectar a los circuitos que poseen los equipos de recepción de TV, de forma mucho más dañina si el impacto es directo.

Generalmente estos efectos son imprevisibles y si la comunidad o nuestra vivienda están aseguradas, son los seguros los que suelen correr con el gasto de la reparación como un efecto recogidos en las coberturas habitualmente.

Si en las recientes tormentas ha perdido la señal de televisión, puede contactar a nuestros especialistas de la división de telecomunicaciones de Grupo Lasser, que el darán presupuesto sin compromiso previa cita. Puede llamar al 91 327 11 11 o rellenar el siguiente formulario de contacto.

1 comentario
  1. Maricarmen Ramos Ramos
    Maricarmen Ramos Ramos Dice:

    Buenos dias por la tormenta de ayer nos hemos quedado sin poder ver televisión en nuestra zona que podemos acertó vivo en la montaña pertenece a torreta pero la cercanía es Pineda demar

Los comentarios están desactivados.