ventajas-del-videportero-en-comunidades

El videoportero es un sistema autónomo que sirve para gestionar desde una unidad interior las llamadas que se hacen en la puerta de un edificio (complejo residencial, vivienda  unifamiliar, centros de trabajo, etc.) por medio de un frente de calle, controlando así el acceso al mismo, mediante la comunicación audiovisual entre el interior y el exterior.

Además de por su versatilidad, los videoporteros añaden siempre un plus de seguridad, al controlar el acceso a nuestra vivienda de modo más completo. Nuestros expertos de la división de telecomunicaciones le informarán de las diferentes posibilidades que su instalación puede aprovechar, además de las particularidades y espacio disponible en la zona de la instalación.

La última tendencia del mercado es la utilización de los sistemas de comunicación IP, es decir, como parte más de una red informática, lo que aumenta las posibilidades de comunicación y posibles usos de manera exponencial. De este modo, ver quién nos llama sin estar en casa es ya toda una realidad.

Principales funciones de un videoportero

1- Llamada a una vivienda

El visitante tendrá que pulsar el botón marcado probablemente con la etiqueta del piso al que quiere llamar. Esperar a la respuesta del inquilino. El propio botón puede estar defectuoso y no reaccionar bien cuando pulsamos, si esto es así simplemente debemos cerciorarnos de que cuando hemos pulsado el botón suena un pequeño pitido.

2- Recepción de la llamada en la vivienda

El monitor, de la vivienda llamada, sonará con el característico tono de llamada, encendiéndose la pantalla automáticamente. Podremos ver desde nuestro domicilio quien está llamando. Lo mismo ocurrirá con el resto de equipos adicionales en el caso que existan.

3- Hablar con el visitante

Desde cualquiera de los monitores que han sonado es posible hablar con el visitante, simplemente descolgando el teléfono o el brazo auricular conectado al panel. Los demás monitores de la vivienda (si les hay) se apagaran automáticamente.

4- Abrir la puerta

Esta simple acción se realiza pulsando un botón probablemente de color azul mientras se comunica con el interlocutor. También puede abrir la puerta sin necesidad de descolgar, si la imagen del visitante está todavía en la pantalla.

5- Terminar la conversación

Una vez terminada la conversación cuelgue el brazo del auricular, el monitor se apagará automáticamente.

6- Auto-encendido.

Puede conectar el monitor en cualquier momento, sin más que pulsar el botón del monitor, para ver la imagen recogida por la telecámara y hablar con la persona que está delante de la placa de calle.

Más  seguridad a la hora de comunicarse

La característica principal del vídeo-portero es que permite que la persona que ocupa el interior identifique la visita, pudiendo, si lo desea, entablar una conversación y/o abrir
la puerta para permitir el acceso de la persona que ha llamado. Algunos incluyen soporte para almacenar hasta 100 imágenes de las personas captadas por los frentes de calle.

  • Podrás saber a quién abres

Cuando recibas una llamada podrás verificar la identidad de la persona ha llamado sin necesidad de que responda. La seguridad de identificar a un desconocido no sólo por la voz.

Si escuchas algún ruido sospechoso podrás activar la cámara y visionar lo que sucede en el exterior de tu vivienda.

  • Mayor comodidad

El uso de un vídeo-portero te permite verificar de un vistazo con quien te comunicas, de una forma rápida y segura.

  • Un valor añadido

El hecho de disponer de un videoportero en nuestra vivienda le otorga un valor extra a la misma muy apreciado en tu comunidad y la sitúa con el estándar más actual del parque de vivienda, revalorizando el precio de tu vivienda desde el primer momento.

Si está interesado en que le pasemos presupuesto para su comunidad de propietarios o vivienda, sin ningún compromiso, haga clic en el siguiente botón.