dividendo-falta-piezas

Aunque el próximo 31 de diciembre un millón de edificios deberían tener adaptadas sus instalaciones de antena colectiva debido al dividendo digital, desde Fecotel, Federación Nacional Coordinadora de Telecomunicaciones, se advierte que con una alta probabilidad no se completarán los trabajos necesarios en las comunidades.

La Federación augura que no podrán acometer trabajos de adecuación en al menos 35% de edificios de toda España antes del próximo 31 de diciembre, lo que harían aproximadamente  300.000 edificios.

El Nuevo Plan Estatal de la TDT llegó tarde

El Gobierno aprobó el Real Decreto del Plan Técnico Nacional de la TDT el pasado 19 de septiembre. Muy tarde, según se queja todo el sector, que consideró que los técnicos tendrían que trabajar a contrarreloj, a lo que se añaden otros problemas logísticos.

Además de la falta de tiempo, la clave de este déficit de 300.000 edificios está en la falta de piezas de sustitución. “No hay suficiente aprovisionamiento de material; los fabricantes no tienen las condiciones adecuadas para fabricar todo los equipos necesarios y servirlos antes de final de año; y las empresas no podían hacer previsiones porque no había confirmación oficial del comienzo de este proceso”, argumenta José Manuel Muñiz, portavoz de Fecotel.

El Gobierno estima que tienen que adaptarse un millón de edificios en España, lo que supone 12,9 millones de viviendas, esto es, 26 millones de ciudadanos. Esta nueva reordenación de la TDT no afectará, según Industria, al 45% de la población (21 millones de ciudadanos): 9,2 millones de viviendas unifamiliares y 179.000 edificios colectivos residenciales.

La gente aún no sabe qué es el Dividendo Digital y qué significa

Desde Fecotel ahondan en que los fabricantes se han quedado sin capacidad para producir las piezas necesarias para sustituir aquellas que se han quedado obsoletas tras la aplicación del proceso del dividendo digital y culpan al Gobierno, al que achacan el retraso en el comienzo de esta fase del proceso y el corto periodo para ejecutarlo del que se dispone. “No hay demanda porque el ciudadano no tiene información al respecto. A la fecha que estamos, la gente aún no sabe qué es el Dividendo Digital y qué significa“, dice Muñiz.

“Los fabricantes no tienen capacidad para sacar piezas al mercado tan rápido. Necesitan al menos tres meses para poder servir material a los instaladores. Es decir, si lo pidiéramos ahora como está ocurriendo- no tendríamos los repuestos hasta febrero o marzo del próximo año”, señala Muñiz.

El Ministerio de Industria ha comunicado que desde el 12 de noviembre se abre el plazo para solicitar las ayudas para la adaptación de antenas colectivas. Asimismo, ha elaborado un tríptico informativo para que los ciudadanos sean conscientes de que deben adaptarse. Tras estudiar el citado decreto aparecido en el BOE el pasado martes 11 de noviembre, los instaladores han llegado a la conclusión de que “ahora sí tenemos la certeza absoluta que las ayudas no cubrirán los costes totales de las reparaciones”. Según los cálculos de la federación con estas cifras, las comunidades deberán abonar entre un 25 y un 30% del coste total de la reparación. Cabe recordar que el Gobierno se comprometió a pagar el coste total de este proceso.

Las empresas instaladoras de telecomunicaciones en España calculan que se ha pedido alrededor del 75% de las piezas que será necesario cambiar en las instalaciones de las comunidades de vecinos hasta el próximo 31 de diciembre. El resto, un 25%, no estarán disponibles.

Muñiz lo explica: “Calculamos que nos quedan al menos 100.000 edificios para cuyas adecuaciones los instaladores no tendremos piezas para sustituir y, por tanto, no podremos repararlas. Muchas de ellas se quedarán sin ver la televisión a partir del 1 de enero de 2015”. ¿De dónde salen entonces los 300.000 edificios? Fecotel explica que es el resultado de sumar las cabeceras programables y otras que por falta de tiempo no podrán ser atendidas adecuadamente.

Las empresas instaladoras estiman que en la actualidad se han adecuado aproximadamente un 10% del total de las instalaciones que deben ser objeto de adecuación para que los vecinos de las comunidades puedan ver la televisión a partir del 31 de diciembre.

Grupo Lasser, a la vanguardia del sector

Sin embargo, este problema que afecta al conjunto del sector no afectará a nuestra división de Telecomunicaciones, que cuenta con las piezas necesarias para satisfacer a todas las comunidades que realicen la adaptación de los sistemas de antena colectiva TDT.

Animamos a las comunidades a que soliciten presupuesto sin compromiso llamando al 91 327 11 11 o rellenado el formulario de contacto