,

Subvenciones para la mejora de la accesibilidad que no llegan

La Comunidad de Madrid ha promovido subvenciones  para instalación de ascensores y mejoras de la accesibilidad en comunidades de vecinos que se hacen inviables en la práctica debido a la lenta gestión de las licencias que concede el Ayuntamiento de Madrid, que provoca el vencimiento de los plazos.

Mediante la Orden de 25 de mayo de 2016 de la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras, regulada por el Real Decreto 233, se convocaron ayudas para la rehabilitación edificatoria de vivienda de la Comunidad de Madrid para el periodo del 2016.

De esta manera la Comunidad de Madrid puso en marcha su plan de subvenciones para la instalación y renovación de ascensores para dar soluciones muchas de las comunidades de propietarios que necesitan una mejora en la accesibilidad de su edificio.

Se facilitó un listado de los beneficiarios así como de los excluidos, aquellas comunidades de vecinos beneficiarias para acceder a la ayuda que la Comunidad les otorgaban debían una vez finalizada la obra de instalación del ascensor cumplir los plazos siguientes:

–       Obras Finalizadas antes del 31 de octubre de 2016: desde el 1 de noviembre hasta el 30 de noviembre de 2016

–       Obras que se finalicen entre el 31 de octubre de 2016 y el 31 de marzo de 2017: en el plazo de 2 meses desde la finalización de la obra.

Hasta aquí parecía todo correcto, pero el problema ha llegado cuando los propietarios empiezan a solicitar la licencia de obra para su realización. El Ayuntamiento de Madrid es el encargado de otorgar las licencias y, por consiguiente, el comienzo de obras de las instalaciones, pero en la práctica no las realiza o simplemente no contesta a las solicitudes, haciendo correr los plazos dados para recibir la subvención.

Este caso ha sido bastante recurrente y ya son varias las comunidades que se ven afectadas, con instalaciones aún en proceso u obras pendientes de licencias (órgano que se compromete a resolver la solicitud en 3 meses).

Los vecinos aún no saben si recibirán la subvención o serán ellos mismos los que tendrán que hacer frente a esos gastos en los que se embarcaron en función de unas ayudas que no llegan y con contratos ya en firme con las empresas instaladoras.

Esto no hace más que agravar la situación, ya que a finales de 2017 todos los edificios deben ser obligatoriamente accesibles cumpliendo las condiciones básicas, según establece el Real Decreto Legislativo 1/2013 sobre la accesibilidad y la Ley  de Rehabilitación y Certificación Energética de Edificios.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.