, ,

El frío invierno pasa factura en el recibo de la luz

recibo-de-la-luz

En previsión de que este año veamos nuevas subidas en el recibo de la luz, con incertidumbre en el mercado energético os queremos dar consejo para ahorrar en el recibo de la luz. Si los últimos datos nos indican que el consumo medio es de 3.487 kWh por hogar, esto significa que se genera un gasto en la factura de la luz de unos 650€. Además, este pasado mes de enero se ha incrementado el 5% el recibo medio.  Con estas premisas, parece que invertir en ahorro y eficiencia es la mejor opción y te contamos en este post como mejorar tu consumo.

Ahorrar en iluminación

El uso de Bombillas LED es una de las primeras opciones, ya que su duración es muy larga, lo que unido a su escaso consumo, nos permite amortizar la inversión de su compra. Se puede llegar a ahorrar hasta 9 veces más que las incandescentes y 2 veces más que las fluorescentes.

Ahorro en electrodomésticos

Cada vez hay que tenerlo más en cuenta. En aparatos como lavadoras/lavavajillas tratando de usar programas de temperatura moderada ya que la energía generada para calentar el agua supone es muy alta. Es muy importante optimizar su empleo y, si la carga no es total, utilizar programas cortos que ayudaran en la medida de lo posible generar un menor gasto de electricidad.

En el frigorífico/congelador, debemos realizar también un mantenimiento adecuado, en invierno podemos programar estos electrodomésticos para que la temperatura siempre sea la necesaria. De esta forma evitaremos que se acumule hielo en las paredes del electrodoméstico. En las televisiones/pantallas, el empleo de tecnología LED es un factor importante, pero también el  dejarlo en modo espera o stand by puede ayudarnos a controlar el consumo de energía. Aun así, apagarlo completamente (no dejarlo en standby) nos permitirá conseguir ahorros moderados.

Ahorrar en climatización

Aproximadamente 23 grados son suficientes para no pasar frío y estar cómodos en invierno, por lo que no debemos caer en la tentación de calentar la casa hasta el punto de tener que ir en manga corta en pleno invierno, lo que significaría que estamos aumentando un 7% nuestra factura de la luz por cada grado de más.

Debemos  vigilar muy bien que no haya rendijas o filtraciones de aire en la vivienda ya que esto puede generar una bajada de la temperatura en cierto modo evitable, que se traduce  supondrá un mayor coste en nuestra factura de electricidad. Algo tan simple como bajar las persianas  y cerrar cortinas puede ayudar a que la temperatura de nuestra vivienda  se mantenga estable.

Suele ser frecuente  hacer un mal uso de los radiadores donde solemos poner muebles o taparlos con las cortinas lo cual no permite que el calor se disipe correctamente generando una sensación de frío y que haya zonas en el interior de la vivienda con distintas temperaturas. Cuando se produce esta situación solemos subir la temperatura de la calefacción generando un mayor gasto eléctrico.

También es recomendable aprovechar las horas de sol que suele ser de 9 a 15 horas, abriendo persianas y cortinas. Disponer de un termostato que mantenga la temperatura en un rango ideal en invierno (calefacción) y en verano (aire acondicionado) es una de las principales formas de ahorro ya es capaz de ser programado para un uso más eficiente.

Podemos ayudarte a que el consumo medio de energía sea menor y que el gasto en el recibo de luz no se vea incrementado por la subida de los precios, sobre todo por el frío invierno que estamos teniendo. Puedes solicitar información de climatización o de otras divisiones a través del 91 327 11 11 o del siguiente botón

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *