,

¿Qué hacer si han robado en mi casa? (I)

robo-en-casa-seguridad-verano

En los últimos Balances de la Criminalidad publicados por el Ministerio del Interior el número de robos en viviendas se ha incrementado sucesivamente, siendo el delito que resiste la tendencia general a la baja de los índices de criminalidad. Si has encontrado una desagradable sorpresa al regresar de vacaciones, te contamos los primeros pasos para actuar de forma adecuada.

Los pisos, las segundas residencias, los garajes, trasteros, patios y zonas comunes de los edificios son el principal objetivo de los ladrones. Se trata de un tipo de delitos que preocupa mucho a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, no solo sufren un perjuicio económico que suponen, sino que también son víctimas psicológicas con depresiones, estrés postraumático, cuadros de ansiedad, etc.

El primer paso para recuperar lo robado si han entrado en nuestra casa, es indispensable adjuntar a la denuncia los tickets de compra, fotografías o descripciones de los objetos sustraídos, indicando números de serie o certificados si existieran y que facilitaran su identificación en caso de que la policía los encuentre.

Mantener la calma, dar aviso a la policía y deambular lo menos posible por la casa para evitar tocar nada son los principales consejos que hay que seguir, una vez que los cacos se han abierto paso por tu domicilio.

¿Qué hacer ante un robo en mi casa?

No entres en la vivienda

Si al llegar al domicilio la puerta de la casa está abierta, la cerradura aparece forzada o hay una ventana rota, se debe evitar entrar en él. Si se intuye que los ladrones permanecen aún en la vivienda, hay que salir de allí cuanto antes y llamar a la policía desde la casa de un vecino o desde la calle. Para evitar correr riesgos innecesarios, si se sorprende a los cacos en pleno robo, se desaconseja el enfrentamiento directo con ellos, ya que muchas veces son personas que poseen un amplio historial delictivo, que actúan a la desesperada y que pueden ir armadas o ser muy violentas. En estos casos, lo mejor es colaborar con los ladrones.

Llama a la policía

Cuanto antes se realice la llamada a la Policía Nacional (teléfono 091), a la Guardia Civil (teléfono 062) o a Emergencias (112), antes podrá resolverse el delito. Una vez que las fuerzas de seguridad han llegado al domicilio, hay que transmitirles cualquier información, por insignificante que parezca, que pueda servir para esclarecer el suceso. Conviene que los agentes hablen con los vecinos para comprobar si ellos vieron algo, oyeron ruidos o notaron algo extraño.

No toques nada

Hay que evitar acceder dentro de la vivienda hasta que lleguen los cuerpos policiales, ya que se puedes destruir pistas. Lo mejor es no tocar ningún objeto cuando se descubre el robo y dejar todo como estaba para facilitar el trabajo de investigación policial y al equipo científico, que buscará huellas de los ladrones. Lo más conveniente es que la casa esté tal y como la dejó el ladrón, para así evitar entorpecer la investigación del robo y para no borrar las posibles pistas que el caco haya podido dejar.

Haz inventario de los objetos robados

Una vez que las fuerzas de seguridad permiten el libre acceso a la casa, hay que examinar cada habitación, además de hacer una lista lo más completa posible con todo lo que ha sido robado o dañado. Si se dispone de facturas o documentos que acrediten los objetos robados, hay que incluirlos también, pues serán de gran utilidad para las compañías de seguros. Este inventario de objetos que se echan en falta, junto con una estimación de su valor, complementará a la denuncia que hay que presentar ante la Policía.

El robo de los pasaportes, carnés de conducir y otro tipo de documentación debe ponerse en conocimiento de la policía lo antes posible.

Formaliza una denuncia

Tras el robo, el hecho debe ponerse en conocimiento de la policía, acudiendo a una comisaría de policía para interponer una denuncia, antes de transcurrir 72h. Se indicará la compañía con la que se tiene contratado el seguro de hogar y se debe solicitar una copia de la denuncia para presentarla después a la compañía de seguros, como prueba de lo sucedido, como paso previo a peritar los daños.

Con el fin de poder localizar lo robado, es indispensable adjuntar a la denuncia los tickets y fotografías de los objetos. Aunque recuperar lo robado es difícil, si se aporta esta serie de datos será mucho más fácil para los cuerpos policiales seguir el rastro de los objetos. Si en un primer momento con la denuncia no se ha podido aportar la documentación o algún detalle de interés, se puede ampliar la denuncia unos días más tarde.

En el caso de las joyas de valor es un claro ejemplo de este proceder. Si te roban y dispones de este documento gráfico será mucho más sencillo localizarlas y, sobre todo, distinguirlas, para poder entregárselas a su dueño. De lo contrario, si aparecen probablemente acabarán en un depósito judicial a la espera de que alguien las reclame.

En próximos días continuaremos con la segunda parte de este artículo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.