Más de 1.100 comunidades de vecinos se han acogido al Plan Renove de Salas de Calderas de la Comunidad de Madrid

plan-renove-de-calderas-madrid

Más de 1.100 comunidades de propietarios se han acogido a las ayudas del Plan Renove de Salas de Calderas de la Comunidad, unas subvenciones que pueden llegar hasta el 12 % de la inversión, y han sustituido sus antiguas calderas centralizadas por otras más eficientes energéticamente y menos contaminantes.

El Plan ha destinado más de 10 millones de euros en incentivos, según datos del director general de Industria, Energía y Minas, Carlos López Jimeno, en la visita que ha realizado a una comunidad de propietarios que se ha acogido al Plan Renove de Calderas y ha sustituido la caldera antigua de gasóleo por otro equipo más moderno y eficiente que funciona con gas natural. Se estima en más de 50.000 madrileños se han beneficiado de este Plan Renove.

Hasta el momento, y como ejemplo de las bondades de ahorro de este sistema, esta comunidad de propietarios ha conseguido un ahorro energético anual de casi un 27% y un ahorro económico del 32%, además de una reducción de las emisiones de CO2 del 47,92%. Según cáculosde los técnicos de la Consejería, se estima que la inversión realizada se llegará a amortizar en menos de 7 años.

Gasto individualizado, un ahorro proporcional

La renovación de las calderas de esta comunidad de propietarios se ha completado acogiéndose al Plan Renove de repartidores de costes de calefacción central y válvulas con cabezal termostático, un sistema que permite que cada usuario pague por lo que consume. Esta solución técnica que lleva décadas empleándose en el norte y centro de Europa y que en nuestro país apenas se había utilizado has ta el momento.

La Comunidad ha lanzado recientemente la primera edición de este Plan, mediante el que se incentiva económicamente la modificación de las instalaciones de calefacción central para dotarlas de estos dispositivos que facilitan que cada usuario pague en función de lo que consume y disminuya la factura energética de las comunidades de propietarios. Su instalación adelanta el cumplimiento de la obligación que recoge la Directiva de Eficiencia Energética de dotar antes del 31 de diciembre de 2016 a las instalaciones calefacción central de sistemas que permitan individualizar el gasto entre sus usuarios.

La sustitución por gas natural de otros combustibles fósiles supone una serie de beneficios tanto para sus usuarios como para el conjunto de la ciudadanía. En primer lugar, el gas natural es el combustible de origen fósil que menor contaminación produce y además, si se compara con otros combustibles convencionales es más barato, lo que puede supone un ahorro cercano al 40%. Además, no se requiere disponer de almacenamientos de combustible, liberándose en muchas ocasiones un espacio que puede ser aprovechable.

Más información en la web de la Comunidad de Madrid sobre Planes Renove de Calderas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *