, ,

¿Sabes cómo leer correctamente el recibo de la luz?

como-leer-factura-de-luz

Existe una queja generalizada por parte de los consumidores hacia las empresas suministradoras de electricidad sobre la dificultad de lectura del recibo de luz. Muchas personas se encuentran en la tesitura de tener que descifrar que es exactamente lo que están pagando cuando les llega la factura.

Este hecho toma mayor relevancia y repercusión cuando es la propia Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) la que se ha pronunciado con una frase lapidaria y que deja poco lugar a las dudas: “no hay quien entienda el recibo de la luz”.

Para aquellos que se encuentren en esta situación, esperamos dar algunas claves para entender y comprender los aspectos más importantes y de este modo saber leer el recibo de la luz.

¿De qué partes se compone?

Primero debemos tener en cuenta que la factura de la luz no es uniforme y se compone de tres conceptos de pago diferentes:

  1. Peajes de acceso: Costes de distribución que sirven para que la energía eléctrica llegue a nuestro hogar de una forma segura y eficaz.
  2. Precio de la energía: Supone la mitad del recibo y se determina de forma trimestral mediante subasta.
  3. Impuestos: Fijados por el Ejecutivo.

¿Qué porcentaje del recibo de luz depende de mí consumo energético?

Nuestro recibo, se compone en dos componentes principales, por un lado tenemos el fijo (termino de potencia), depende de la potencia que tengamos contratada con nuestra empresa suministradora.

Por otro lado tenemos el variable, (término de la energía), como su propio nombre indica, varía en función del consumo energético el cual podríamos aminorar si seguimos unos sencillos pasos. A partir de aquí, podemos comprender fácilmente el recibo, ya que se puede separar en los siguientes componentes.

  • Coste de Potencia (o Término de potencia)

Como decíamos es la parte fija de nuestro recibo. Esta parte la recauda la comercializadora en nombre la empresa Distribuidora. Esta empresa cobra por utilizar sus redes eléctricas y permitir que la luz llegue a tu hogar. El precio por kW contratado lo define el Gobierno (se revisa cada tres meses). Multiplicándolo por la potencia que tengas contratada te dará el coste de Potencia a pagar (en euros).

  • Coste de energía (o Término de energía)

Es la parte variable de nuestro recibo, podemos calcular este coste multiplicando tu consumo de energía en kWh por el precio de tu tarifa en euros por kWh. Por ejemplo, si el consumo es de 100 kilovatios hora (kWh), considerando que el precio del kWh esté fijado en 0,142349 €, el coste será de 14,23 €.

Pero hay una buena parte de la factura que no está vinculada ni al consumo ni al coste de las energías, y que se refiere a los impuestos.

  • Impuesto eléctrico

Se trata de un impuesto que se recauda para dar ayudas a la minería del carbón. Se aplica sobre la suma del término de potencia más el término de energía y se suma a la base imponible para el cálculo del IVA.

  • Alquiler de contadores

Frecuentemente, el contador es propiedad de la empresa Distribuidora. Así pues pagamos un alquiler por este equipo, cuyo importe viene determinado en el BOE y, generalmente, se actualiza cada año. Este año, la normativa que atañe a los sistemas de contadores  se ha modificado.

Según el Plan de sustitución de contadores eléctricos aprobado por la Dirección General de Industria, los contadores analógicos pasaran a ser sustituidos por los nuevos contadores digitales, este hecho no supondrá un coste añadido para las comunidades o fincas particulares siempre y cuando las instalaciones del cuarto de contador se encuentren en perfectas condiciones y no impliquen riesgo alguno para proceder a la instalación. Tras esta sustitución nuestro recibo de luz se verá mininamente incrementada de 0,54€ a 0,81€ mensuales.

  • Impuesto sobre el Valor Añadido

Finalmente tenemos el IVA, que en el caso de la electricidad es de un 21%. Pese a que industria bajo por primera vez en diez años el pecio de la energía eléctrica, los españoles seguimos teniendo un IVA  tres puntos por encima de la media europea.

Teniendo en cuenta estos aspectos,  entenderemos mejor nuestro recibo. Pudiendo reclamar aquellos conceptos que no nos resulten familiares.

Si seguís teniendo dudas acerca de vuestra factura, no dudéis en poneros en contacto con vuestra empresa suministradora. Si necesitas más información sobre tu instalación o si tu suministradora te solicita una reforma del cuarto de contadores para instalar el modelo digital, en Grupo Lasser estaremos encantados de informarte sobre este proceso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *