, , ,

Cómo ahorrar en la factura de la calefacción

como-ahorrar-en-calefaccion

Llegó el invierno meteorológico y con él las bajas temperaturas y la necesidad de calentarnos. Si no quieres tener un buen susto con tu factura, pon medidas y sigue nuestros consejos a la hora de calentarte. Hoy te contamos algunos trucos para controlar el consumo y compensarla la subida.

Trucos para gastar menos con tu calefacción

Purgar el aire de los radiadores:

Sacar el aire a los radiadores es necesario al menos una vez al año, cada vez que comienza el invierno. Las burbujas de aire que impiden el paso del calor y lastran su eficacia.

Mantén una temperatura confortable:

Una temperatura confortable de 21 grados es suficiente para calentar un hogar. Debes saber que cada grado extra añade un considerable gasto. Siempre será mejor ponerse un jersey que calentar de modo excesiva la casa y tener que ir en manga corta. Si además cuentas con un termostato, te resultará más sencillo mantener una temperatura constante y adecuada.

Programa el encendido:

Si cuentas con un sistema moderno de programación, es una buena opción para amentar tu comodidad sin gastar en exceso. Programar su encendido media hora antes de que llegues a casa, es suficiente y tendrás

No calientes las habitaciones vacías:

Para no derrochar en consumo cierra la llave de los radiadores de las habitaciones que no utilices, si no lo haces aumentarás tu gasto de forma innecesaria.

Ventila la vivienda sólo el tiempo justo:

Si es posible provecha el momento más soleado del día para abrir las ventanas; 15 minutos por habitación son suficientes y evitarás pérdidas de calor excesivas.

Cambia tu caldera por una de bajo consumo:

Si es el momento de renovar tu caldera valora la posibilidad de hacerlo por una más eficiente, como las de cogeneración. Aunque suponen una inversión mayor, la reducción del consumo y del importe en tu factura merecerá la pena Comprueba si hay ayudas disponibles en el momento de la compra.

No cubras los radiadores:

Colocar un mueble demasiado cerca o poner ropa húmeda encima para que se seque más rápido no es recomendable si queremos sacar el máximo partido a nuestra calefacción. El consumo será mayor y también la factura.

Apaga la calefacción por la noche y baja la temperatura si sales de casa:

Salvo en casos de frío extremo, no es necesario mantener la calefacción por la noche y nos permitirá reducir el gasto de forma considerable. Por otro lado, si vamos a salir unas horas podemos bajar la temperatura a unos 15 o 16 grados para mantener el nivel de confort.

Revisa el aislamiento de tu hogar:

Entre el 25 y el 30% de las necesidades de calefacción de un hogar se deben a pérdidas de calor que se originan en las ventanas, según los datos del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE). Por ello, es necesario comprobar que la vivienda cuenta con sistemas de aislamiento adecuados que no dejen entrar el frío.

Controla tu caldera:

Un buen mantenimiento permitirá que tu caldera funcione con el máximo rendimiento y evitará que se produzcan problemas importantes en el futuro. Algunas compañías incluyen en el contrato el servicio de mantenimiento de forma gratuita, recuerda realizarlo una vez al año para evitar sorpresas.

Cocina de manera inteligente:

Al cocinar utiliza el recipiente que mejor se adapte al fuego para no desperdiciar calor, corta los alimentos en porciones pequeñas y, si es posible, usa el microondas, calentadores de agua o la olla a presión, por su mayor eficiencia para ciertas tareas de cocina.

Siguiendo estos sencillos trucos puedes conseguir una rebaja de hasta el 30% de tu consumo en calefacción. Esperamos que os sean útiles.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *