, ,

Claves para mejorar su Seguridad: Control de Accesos en su Comunidad de Vecinos

control-accesos-comunidades-vecinos-llaves-seguridad

Uno de los principales desafíos que tienen las comunidades de vecinos en su día a día es  el de mantener un adecuado nivel de seguridad, algo complejo cuando se quiere respetar la movilidad dentro del edificio, buscando evitar demoras o barreras para sus vecinos en el día a día. Por ello, en este artículo queremos dar claves para mejorar su Seguridad. Comenzaremos por el Control de Accesos en su Comunidad, un elemento de gran importancia.

Los sistemas de control de accesos deben facilitar la circulación de vecinos y/o usuarios habituales u ocasionales, como personal de mantenimiento, dentro del edificio y en los accesos del parking, accesos peatonales y portales, a cuartos de técnicos, a trasteros y zonas comunes o por ascensor, piscinas o gimnasios.

Generalmente, en una comunidad de propietarios necesitaremos al menos 5 llaves para movernos de una forma regular: Puerta exterior, portal, domicilio y trasteros. Si tenemos zonas comunes, como la azotea, un gimnasio o un garaje individual, la cosa se dispara.  Una única llave “maestra” de todas las cerraduras podría ser una cómoda opción pero inviable ante las circunstancias del día a día: pérdidas, alquileres,…

La copia indiscriminada de mandos a distancia ha hecho que sea uno de los accesos preferidos por los “cacos”

Como consecuencia de todo ello, en la mayoría de los casos perderemos el control de los accesos y, por consiguiente, nuestra seguridad disminuye. Estos  errores o descuidos son un factor importante que ha ayudado a que en 2013 se haya alcanzado el máximo histórico de robos en viviendas y que en 2014 sea el único dato negativo en el balance de la criminalidad lanzado por las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado. En general,  nuestro parque de viviendas está relativamente poco protegido ante la llegada y creación de bandas organizadas y ladrones oportunistas.

El gremio de cerrajeros tiene acordado que una cerradura que sale al mercado tiene una vida segura de 6 años a lo sumo. Quiere decir que los potenciales ladrones tienen información y formación para forzar y/o abrir cualquier cerradura, tanto de nuestros bienes como de los nuestros, detrás de puertas que creemos robustas pero que cada día que pasa son menos seguras.

El caso más típico de inseguridad es la puerta del garaje comunitario. En nuestros días, la copia indiscriminada de mandos a distancia ha hecho que sea uno de los accesos preferidos por los “cacos”.

Las técnicas de copia evolucionan casi a la misma velocidad que la tecnología de seguridad y ya están superados tanto aquellos de código fijo como evolutivos, ya sea de marcas blancas o de las más prestigiosas del mercado. En la práctica, por lo tanto, resulta sencillo saltar esta primera barrera de entrada. Esta copia a través del alquiler constituye la puerta de acceso con total impunidad al robo de  coches de lujo por encargo por bandas organizadas, entradas y salidas de las viviendas, ubicación de trasteros… es decir, se facilitan mucho las cosas.

Protegemos los accesos con cámaras de vigilancia pero no sabemos si la persona que está entrando con una llave y un comportamiento aparentemente normal es realmente un vecino o alguien que tiene una llave que no debería tener. Por ello, se hace necesario la presencia de un control de accesos que asegure que la persona que accede tiene permisos para ello, que guarden la fecha y la hora del acceso y dejen un rastro en caso de que este sea forzado y que podamos denegar o permitir los accesos, enviar una señal de alarma al sistema de cámaras y activar la grabación o mediante un aviso a una central receptora de alarmas (CRA).

¿Qué dice la normativa?

El control de acceso se convierte en un sistema de seguridad necesario en las comunidades de reciente creación. Las nuevas Órdenes ministeriales del Ministerio del Interior, que se enmarcan en la Ley de Seguridad Privada INT-316-2011 de aplicación desde el 18 de agosto del 2012, nos indican que los sistemas de control de accesos deben ser diseñados según la UNE-EN-50133-2-1, que identifica y regula este tipo de sistemas como sistema de Seguridad, pudiendo ser conectado a una Central receptora de Alarmas.

Las empresas que instalen y mantengan estos sistemas conectados deberán ser empresas homologadas de seguridad, como lo es Grupo Lasser (DGP 2734). También se aplica la LOPD al disponer de un fichero con datos personales.

Un sistema Integral de control de accesos identifica a cada usuario, gestionando y controlando que las personas que forman parte de la comunidad sean que los vehículos o personas sean los que realmente tengan acceso a la misma. La programación de las tarjetas de acceso no puede ser copiada por cerrajeros o ferreterías.

En caso de pérdida, robo o abandono, cada modificación en los usuarios/inquilinos de las viviendas provocará la anulación del derecho de acceso sin restringir el de los demás o provocar costosos cambios de llaves y bombines, en tiempo real, sin demoras y con protección frente a ataques externos desde Internet.

Nuestros asesores de alta seguridad le ofrecerán a su comunidad de propietarios el sistema más adecuado para garantizar un control de accesos efectivo y actualizado, imposible de cambiar. Es totalmente factible incrementar su seguridad por menos dinero de lo que piensa. Llame e infórmese de las múltiples posibilidades que le ofrecemos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.